Las Truchas en El Bosque
Las Truchas en El Bosque

TURISMO en CádizEl placer de comenzar 2019 en un alojamiento rural de Cádiz

Casi el 90% de los alojamientos de Tugasa de Cádiz ya están reservados para Fin de Año

La Sierra gaditana y el interior de La Janda ofrecen lugares de ensueño para comenzar el año más cerca de la naturaleza

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Despedir el año en una casa rural es una opción cada vez más popular. La combinación de naturaleza, gastronomía y cultura unida a una buena relación calidad-precio son valores que propician que la Sierra de Cádiz sea un destino muy atractivo para pasar las fiestas navideñas compartiendo experiencias mientras se brinda por el nuevo año o se espera la llegada de los Reyes Magos al calor de la lumbre.

El turismo rural permite aparcar las prisas para volver a paladear la tranquilidad de antaño y realizar actividades vinculadas al ocio en la naturaleza como el senderismo y las rutas en bicicleta que, además, nos ayudarán a paliar los estragos de los excesos navideños y nos harán sentir mejor. La Sierra de Cádiz es un manantial inagotable de salud y riqueza y cada vez es más frecuente que una familia o un grupo de amigos alquile una casa o un cortijo para celebrar juntos la Nochevieja; incluso las casas más aisladas tienen una gran demanda ya que las reservas se realizan con hasta dos meses de antelación. El gusto por lo tradicional no está reñido con las nuevas tecnologías y nueve de cada diez usuarios de los alojamientos rurales reconoce busca casa a través del ordenador o dispositivos móviles; y es que el turismo rural e internet son una pareja perfecta.

Los clientes buscan para estos días viviendas espaciosas donde se puedan concentrar grupos importantes. Además, se valora mucho los alojamientos con terreno para poder hacer alguna barbacoa o que tengan chimenea para animar las reuniones. La bajada de las temperaturas no supone un problema porque el frío, que nunca llega a ser extremo en la sierra gaditana, es preludio de la llegada de la nieve y es un acicate para el turismo de interior.

El Almendral, en Setenil de la Bodegas
El Almendral, en Setenil de la Bodegas

Una de las posibilidades es, por ejemplo, recurrir a la red de establecimientos que gestiona Tugasa (Turismo Gaditano Sociedad Anónima), empresa dependiente de la Diputación que actualmente tiene nueve establecimientos en lugares de «especial encanto» en el corazón de la provincia de Cádiz. Las reservas en estos alojamientos para Fin de Año superan el 85 por ciento de ocupación. «Los datos, a día de hoy, son positivos aunque todavía pueden mejorar porque siempre suele haber reservas de última hora. Cada vez son más los que optan por un alojamiento rural para pasar la última noche del año. En este sentido hay de todo, desde parejas a familias o grupos de amigos», explica María Dolores Varo, diputada provincial de Turismo que destaca que «no solo los hoteles de Tugasa arrojan buenos datos. Los restaurantes de los que dispone estos alojamientos muestran cifras aún mejores». Los nueve alojamientos han preparado promociones especiales para despedir el año que van desde menús con cotillón a escapadas románticas.

Para el 31 de diciembre no hay disponibilidad en prácticamente ningún hotel de Tugasa. En Zahara de la Sierra, Algar, Setenil, El Bosque, Villaluenga del Rosario, Castellar de la Frontera y Medina Sidonia se han agotado las plazas mientras las reservas en Olvera y Vejer superan el 70%. La disponibilidad se restringe por minutos y casi todas las están plazas cubiertas. Hay que empezar a barajar fechas entre semana.

Villa de Algar, en Algar
Villa de Algar, en Algar

El Hotel Villa de Algar dispone de 20 habitaciones y es uno de los que ha colgado el cartel de completo para Nochevieja. El establecimiento se encuentra entre los parques de la Sierra de Grazalema y de Los Alcornocales, dos de los pulmones de la provincia. Lo mismo le ha ocurrido a Las Truchas, en El Bosque. El hotel, que ha preparado un menú especial que incluye uvas de la suerte y cotillón, goza de una localización privilegiada para realizar la ruta del río Majaceite, un clásico de apenas cinco kilómetros que es asequible tanto para niños como para mayores porque es sendero llano que no reviste de dificultad y que une El Bosque con Benamahoma.

El Almendral, localizado en Setenil de las Bodegas, se encuentra en un paraje único en el que no se pueden dejar de visitar las murallas nazaríes y las casas trogloditas. Sus 28 habitaciones ya están todas reservadas.

En Zahara de la Sierra está Arco de la Villa pero le será imposible disfrutar de las espectaculares vistas sobre el embalse si no ha sido previsor: todo lleno.

Arco de la Villa, en Zahara de la Sierra
Arco de la Villa, en Zahara de la Sierra

El hotel Sierra y Cal, en Olvera, se localiza en una encrucijada de caminos entre Cádiz, Málaga y Sevilla. En una zona montañosa entre el Peñón de Zaframagón, Sierra de Líjar y Sierra de las Harinas y está atravesado por los ríos Guadalporcún y Salado. Este alojamiento es ideal para descansar pero por su ubicación también permite recorrer la Vía Verde de la Sierra ya sea a pie, a caballo o en bicicleta. Este ruta de casi 40 kilómetros discurre por el trazado ferroviario Jerez-Almargen que, aunque no llegó nunca entrar en funcionamiento, que atraviesa los municipios gaditanos de Olvera y Puerto Serrano y los sevillanos de Coripe, Montellano y El Coronil. La Vía Verde es, además, una excelente excusa para degustar los sabores tradicionales de sopas pegás, boronía de calabaza, sesada, chacina, tagarninas, alfajores y perrunas.

La Posada también está a rebosar. Se localiza en el pueblo más elevado y pequeño de la provincia de Cádiz: Villaluenga del Rosario, un municipio enclavado en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, a los pies del Navazo Alto. Uno de los alicientes para los amantes del deporte es la posibilidad de practicar la espeleología ya que en Villaluenga se encuentran tres de las cuatro simas más importantes de Andalucía.

La Posada, en Villaluenga
La Posada, en Villaluenga

Los amantes de la historia pueden optar por el hotel Convento San Francisco de Vejer ya que asienta en un antiguo convento de monjas clarisas del siglo XVII. Otra alternativa, aunque a estas alturas ya no admite reservas para fin de año, es el hotel Medina Sidonia que se emplaza en una antigua casa palacio. Y, el Complejo Turístico Castillo de Castellar aprovecha una antigua fortaleza del siglo XIII para acomodar una instalación con nueve habitaciones con todas las comodidades. Un alojamiento turístico histórico y singular que ofrece el encanto de sus ocho siglos de historia.

Complejo Turístico de Castellar
Complejo Turístico de Castellar

Turismo todo el año

Este año, el Día de Reyes coincide con domingo y el lunes, 7 de enero, pasa a ser festivo. Por ello, esta temporada de invierno dulce para el turismo rural se prolongará un poco más de lo habitual y poblaciones como Grazalema, El Bosque y Zahara de la Sierra seguirán recibiendo a cientos de gaditanos, malagueños y sevillanos que eligen la Sierra de Cádiz para pasar los últimos días de las fiestas navideñas y disfrutar del cielo cuajado de estrellas y el crepitar mágico del fuego. «Estamos potenciando los pequeños municipios, para que se conviertan en destinos turísticos todo el año. Todos estos visitantes no sólo son beneficiosos para la red de Tugasa, sino que también lo son para los comercios locales de cada municipio», concluye la diputada provincial de Turismo.

Sierra y Cal, en Olvera
Sierra y Cal, en Olvera

Las Truchas, en El Bosque
Las Truchas, en El Bosque

Convento San Francisco, en Vejer
Convento San Francisco, en Vejer
Medina Sidonia
Medina Sidonia

Localización de los alojamientos de Tugasa
Localización de los alojamientos de Tugasa