Momento de la firma del convenio colectivo único de Navantia este jueves en Madrid
Momento de la firma del convenio colectivo único de Navantia este jueves en Madrid - LA VOZ
INDUSTRIA

Navantia firma su plan de futuro con la vista puesta en cruceros y en el sector offshore

La compañía inicia con su Plan Estratégico un nuevo ciclo que incluye la diversificación de negocio, 2.200 prejubilaciones en cuatro años y un ambicioso plan de formación

Se descarta el cierre de factorías y se asegura la viabilidad de la empresa gracias a una nueva filosofía de producción

CÁDIZActualizado:

El futuro de los astilleros públicos se ha firmado este jueves en dos actos. La SEPI, Navantia y las seis federaciones sindicales con representación en la compañía naval han rubricado en Madrid el acuerdo del Plan Estratégico 2018-2022 y el primer concenio colectivo único de la compañía. Se trata de dos hitos históricos que se han negociado durante años, pero que han tenido su etapa final en 2018. El acuerdo fue apoyado por 67,4% de la plantilla en la votación que se celebró el pasado día 18 y ratificado por los consejos de administración de SEPI Y Navantia.

Comienza así un nuevo ciclo para la constructora naval que, en su hoja de ruta, incluye entre otros asunto la diversificación de su negocio con especial énfasis en el sector offshore, como fabricante de equipamientos para los nuevos parques eólico-marinos, y también como fabricante de barcos civiles, ahora ya también cruceros.

El Plan ha sido firmado por la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, y el vicepresidente de SEPI, Bartolomé Lora, así como por los representantes de las organizaciones sindicales con presencia en la compañía: CCOO, UGT, CSIF, CIG, CAT y MAS.

Tras la firma, la presidenta de la compañía ha agradecido a todos los que han participado en el desarrollo del Plan el esfuerzo realizado, especialmente al equipo de negociación de la empresa y a los agentes sociales, al tiempo que ha acentuado el apoyo dado por SEPI y el Gobierno. Este acuerdo, dijo la presidenta, es una gran oportunidad para transformar, modernizar y garantizar el futuro de Navantia. Las negociaciones de este acuerdo se iniciaron el pasado enero y tuvieron un parón en junio con el cambio de Gobierno. Se reanudaron en septiembre y culminaron a primeros de diciembre con un preacuerdo que ha sido refrendado por la mayoría de la plantilla.

Por su parte el vicepresidente de SEPI, Bartolomé Lora, ha subrayado la importancia del acuerdo alcanzado para el futuro de Navantia y el clima de colaboración que ha presidido todo el proceso de elaboración del Plan Estratégico. "Se abre una nueva etapa para Navantia con la obtención de nuevos pedidos, la modernización de sus instalaciones y su transformación digital, un nuevo marco laboral más flexible y competitivo y la incorporación de jóvenes profesionales que darán continuidad a la larga tradición de la construcción naval en España", ha señalado.

El acuerdo garantiza la continuidad de todos los centros y sienta las bases de la transformación de la compañía, que así tendrá mayor influencia positiva sobre el empleo en las zonas geográficas donde está implantada: Ría de Ferrol, Bahía de Cádiz, Dársena de Cartagena y Madrid. En ellas genera 38.000 empleos directos e inducidos.

Los tres pilares

El Plan Estratégico de Navantia está basado en tres pilares fundamentales que servirán para encarar los retos a los que se enfrenta la empresa. El Plan Comercial y de Operaciones aspira a dotar de suficiente carga de trabajo a todos los centros y refuerza la vocación de la compañía de servir a la seguridad y defensa de los ciudadanos. Además, el Plan impulsa la internacionalización de Navantia, ofreciendo su conocimiento y experiencia a otros clientes y mercados para generar importantes retornos a nuestro país. Este Plan de operaciones reforzará las oportunidades civiles, donde se enmarca desde tanqueros a cruceros, y la diversificación, como en eólica marina, y con él Navantia contribuirá al desarrollo de las energías renovables más limpias.

El segundo eje, el Plan de Eficiencia Operativa, modernizará todos los centros de Navantia, incorporando nuevas tecnologías y sistemas de gestión. La transformación digital será un eje vertebrador para la competitividad de la empresa con el objetivo de hacer realidad el astillero 4.0 y seguir a la vanguardia de la construcción naval con un modelo colaborativo que integrará a industria auxiliar, socios, administraciones, centros educativos, tecnológicos y demás organizaciones relacionadas.

El tercer pilar está centrado en las personas, claves para la transformación de la compañía, con el Plan de Rejuvenecimiento de la Plantilla y el Plan de Formación. Este rejuvenecimiento supondrá 1.658 nuevas incorporaciones.

Las salidas anticipadas afectarán a unos 2.200 efectivos en todos centros para los trabajadores que alcancen o superen los 61 años a partir del próximo 1 de enero y hasta el 31 de diciembre de 2022, siempre que tengan una antigüedad mínima reconocida en la empresa de cinco años. Navantia tendrá la capacidad de retener a aquellos trabajadores que desempeñen puestos claves durante un periodo máximo de seis meses, para mantener la transferencia de conocimiento dentro de la Compañía.

Más formación

Este proceso de rejuvenecimiento, junto con el ambicioso Plan de Formación, en el que también se potenciará la formación técnica de la industria auxiliar, dotará a la empresa de la plantilla adecuada y con la mejor preparación para afrontar con éxito los retos del futuro.

El convenio colectivo Intercentros de Navantia, el primero común para todos los trabajadores, nace como el nuevo marco de relaciones laborales con los objetivos de incrementar la productividad a través de una nueva clasificación profesional, impulsar la flexibilidad en la gestión del tiempo de trabajo y en el empleo, la igualdad de género, homogeneizar los diferentes sistemas retributivos y continuar implementando las políticas sociales y de conciliación. El acuerdo firmado incluye las pautas establecidas por el Gobierno en la negociación colectiva en cuanto a los aumentos salariales previstos.