El Equipo Operativo de Seguridad de la fragata ‘Numancia’ se prepara para una aproximación amistosa a un barco en la operación ‘Sophia’.
El Equipo Operativo de Seguridad de la fragata ‘Numancia’ se prepara para una aproximación amistosa a un barco en la operación ‘Sophia’. - Francis Jiménez
OPERACIÓN SOPHIA

Las fragatas de Rota no rescatarán más personas en el Mediterráneo

La operación ‘Sophia’ de la Unión Europea se queda sin buques por desacuerdos entre los países miembros sobre donde desembarcar a los inmigrantes

CádizActualizado:

Una operación naval sin barcos. Así es desde ya Eunavformed ‘Sophia’, la misión de la Unión Europea que lucha contra las redes de tráfico ilegal de personas en el Mediterráneo Central.

Y lo es por la decisión de los países miembros que el pasado 27 de marzo tuvieron a bien prorrogar la operación (cuya anterior ampliación terminaba el día 31 de marzo) por seis meses, pero «con una suspensión temporal de sus activos navales».

España participa en ‘Sophia’ desde que ésta comenzase, en 2015, y lo hacía con un buque de la Armada y un destacamento aéreo táctico, denominado ‘Grappa’, dotado de un avión de patrulla marítima del Ejército del Aire desplegado en la base aérea de Sigonella, en Sicilia; además de con unos ocho militares españoles en el Cuartel General estratégico de la operación, situado en Roma.

2.000 militares aproximadamente han estado desplegados en ‘Sophia’ a bordo de fragatas de la Base Naval de Rota

Decimos ‘lo hacía’ porque el buque de acción marítima ‘Rayo’ volvió a su base en el Arsenal de Las Palmas la semana pasada. Su participación en ‘Sophia’ duró apenas 15 días, el tiempo que estuvo en zona tras relevar a la fragata ‘Reina Sofía’. Una vez conocida la decisión de la Unión Europea, el ‘Rayo’ se replegó.

Era el primer despliegue de este buque de acción marítima en la operación ‘Sophia’ y, junto con el buque de aprovisionamiento en combate ‘Cantabria’, que ejerció el mando de la Fuerza de ‘Sophia’ de septiembre a diciembre de 2017, han sido los únicos dos barcos de la Armada participantes en la operación de lucha contra las mafias que trafican con seres humanos en el Mediterráneo que no procedían de la Base Naval de Rota.

La ‘Canarias’ fue la primera

Porque patrullando el Mediterráneo central salvando vidas han estado durante tres años y medio las fragatas de la clase F-80 que conforman la 41ª Escuadrilla de Escoltas de la Armada y cuya casa es la base naval gaditana.

La primera fue la ‘Canarias’ (cuyo numeral de costado es F-86), que zarpó de Rota el 1 de octubre de 2015, la relevó la ‘Numancia’ (F-83) en enero de 2016, cuatro meses después le llegó el turno a la ‘Reina Sofía’ (F-84) y en septiembre de 2016 a la ‘Navarra’ (F-85). En enero de 2017 a la ‘Navarra’ le dio el relevo la ‘Canarias’ y seis meses más tarde a ésta, la ‘Victoria’ (F-82). El paréntesis ferrolano llegó con el buque ‘Cantabria’, de septiembre a diciembre de 2017. Y vuelta a Cádiz, la ‘Santa María’ (F-81) cogió el testigo del ‘Cantabria’. En mayo de 2018 desplegó la ‘Numancia’ y, tras ella, en octubre de 2018, la ‘Reina Sofía’ que, finalmente, relevó con el ‘Rayo’ en febrero de 2019.

En resumen, 11 relevos, de los que nueve los han llevado a cabo fragatas de la Armada Española con base en Rota. En total, 30 meses en la mar entre las seis. Y en cada fragata, unas 215 almas, entre miembros de la dotación, infantes de Marina del Equipo Operativo de Seguridad y miembros de la Unidad Aérea Embarcada (a bordo en todos estos despliegues ha habido un helicóptero AB-212 de la TerceraEscuadrilla de Aeronaves de la Armada, también con base en Rota, junto a su tripulación). Si hacemos las cuentas: más de 2.000 militares, la mayoría gaditanos, que han dejado su casa durante meses para cumplir con la misión que les habían encomendado. En total, más de 3.000 miembros de las Fuerzas Armadas españolas (teniendo en cuenta barcos, destacamento aéreo y Cuartel General) han participado en la operación ‘Sophia’.

14.828 vidas han salvado las fragatas gaditanas que han participado en esta operación de la Unión Europea

Durante este tiempo los barcos españoles han salvado casi 16.000 vidas. De ellas, 14.828 las fragatas gaditanas. La ‘Canarias’ rescató en su primer despliegue en el Mediterráneo a 1.112 personas, después la ‘Numancia’ a 1.120, la ‘Reina Sofía’ a 3.762, la ‘Navarra’ a 2.675, en el segundo despliegue de la ‘Canarias’ salvó a 3.559 migrantes, la ‘Victoria’ a 1.175 y la ‘Santa María’ a 826. Los últimos rescates los llevó a cabo la fragata ‘Numancia’, el 26 de mayo de 2018. Ese día tuvieron lugar tres eventos ‘solas’ (como se conoce al rescate de personas en el mar en el ámbito militar). Salvaron a 158 migrantes y, seguidamente, tuvieron que realizar otros dos rescates, en total, 599 hombres y mujeres a los que desembarcaron dos días más tarde en el puerto italiano de Palermo.

Cambio de cometidos

Después, tal y como pudo comprobar este periódico, que estuvo embarcado a principios de octubre de 2018 en la fragata ‘Numancia’, desplegada en la operación ‘Sophia’, la actividad se modificó. Así, se produjo un descenso de embarcaciones que intentaban llegar a Europa a través del Mediterráneo central y el cambio de las rutas que siguen los migrantes y las mafias que trafican con ellos. Las personas que quieren llegar a Europa comenzaron a hacerlo mucho menos desde Libia a Italia. En la actualidad, según señala el Departamento de Seguridad Nacional, «España constituye el principal punto de acceso a Europa para la inmigración irregular».

De este modo, si al principio el cometido de los barcos de la operación ‘Sophia’ era ‘CORE’, es decir «búsqueda, interceptación y apresamiento» frente a las costas de Libia de las embarcaciones de las mafias que se lucran con el tráfico de personas, después cambiaron su zona de patrulla dentro del área de operaciones, que era el Mediterráneo central, y los cometidos principales pasaron a ser evitar el tráfico de armas y el contrabando de petróleo, con los que se financian dichas redes de tráfico de personas.

Las fragatas ‘Navarra’, ‘Numancia’, ‘Canarias’, ‘Victoria’, ‘Santa María’ y ‘Reina Sofía’ han participado en Eunavformed Sophia

Ahora la Unión Europea ha suspendido el envío de buques a la operación ‘Sophia’ de forma temporal por desacuerdos entre los países miembros sobre el desembarco de las personas rescatadas en el Mediterráneo. «No se ha encontrado una solución sobre la cuestión del desembarco y los Estados miembros han decidido extender el mandato de la operación ‘Sophia’ durante seis meses, con una suspensión temporal de sus activos navales mientras siguen trabajando en una solución relacionada con los desembarcos», anunció la portavoz comunitaria de Exteriores, Maja Kocijancic.

El país que más pegas ha planteado a la continuación de la misión es, precisamente, el que alberga el Cuartel General de la misma, Italia, ya que pedía una alternativa a que los migrantes rescatados por los buques desplegados en ‘Sophia’ fuesen desembarcados en sus puertos.

«La operación ‘Sophia’ es una operación marítima y sin activos navales no podrá implementar su mandato eficazmente, pero la decisión ha sido tomada por los Estados miembros», reconoció la alta representante de la Unión para la Política Exterior, Federica Mogherini. La lucha contra las mafias que se lucran con el dolor y el miedo continúa, pero sólo a medias.

Número de rescatados por las Fuerzas Armadas españolas en el Mediterráneo.
Número de rescatados por las Fuerzas Armadas españolas en el Mediterráneo. - Fuente: EMAD