INMIGRACIÓN

Cruz Roja ha atendido en junio a más inmigrantes que en todo 2015 y 2016 juntos

La entidad recurre a ayuda de voluntarios de otras provincias para gestionar la llegada de embarcaciones

CÁDIZActualizado:

En los últimos meses, en especial en las últimas semanas, se oye insistentemente que se ha producido un gran incremento en la llegada de pateras a las costas andaluzas. La imagen de los voluntarios de Cruz Roja y de los agentes de la Guardia Civil se ha vuelto tan habitual que se pierde la perspectiva de las cifras. En la mañana de este miércoles, los representantes de Cruz Roja han dado la radiografía exacta de la llegada de migrantes a las costas gaditanas.

En el mes de junio, alcanzaron las costas gaditanas 3.060 personas. Para tener una idea de lo que supone esa cifra se puede comparar con la llegada global de pateras a las costas de Cádiz en los años 2015 y 2016 (antes que de que se produjera el gran incremento de 2017). La suma de personas que llegaron a la costa gaditana en esos dos años fue inferior a la del mes pasado. En concreto, en el año 2015 llegaron a Cádiz (fundamentalmente a Tarifa y a Barbate) 1.092 personas, mientras que en 2016 se produjo un ligero incremento hasta los 1.523.

Esta cifra de inmigrantes en 2016 se asemeja bastante al número de 'sin papeles' que alcanzaron las costas de la provincia en el mes de mayo: 1.395. Fue en ese mes cuando saltaron las alarmas, al dispararse el número de personas que, de media, estaban llegando a Cádiz, unas 250 por mes desde enero.

En el año 2017 se produjo un salto notable en las cifras. Ese año, más de 6.500 personas alcanzaron Cádiz. La cifra, si se mantiene la tendencia, se superará de largo este verano. Hasta el 1 de julio se había rescatado y atendido a 5.600 personas.

En el momento de escribir estas líneas habían llegado casi 700 personas a las costas de Cádiz sólo en los once primeros días de julio. Seguramente cuando usted lea estas líneas, el número se habrá incrementado porque la previsión es de que estos datos se mantengan, al menos, mientras dure el buen tiempo.

Esta circunstancia no está arrendando a los responsables de Cruz Roja, que aseguran que la organización «está trabajando día a día» para dar respuesta a esta situación. Eso sí, reconocen que han necesitado la colaboración de voluntarios de otras provincias «porque cuando una zona tienen una crisis, el resto siempre responde».

¿Dónde y cuándo llegarán? «Qué pasa después»

El principal problema al que se enfrenta Cruz Roja es que nunca saben cuándo llegarán los inmigrantes, por lo que deben estar permanentemente movilizados. Del mismo modo, el lugar de llegada «suele estar entre Barbate y Tarifa», pero también puede cambiar, según indicaba el coordinador provincial, Javier Gil en el balance de la actuación de la entidad que se ha realizado en la mañana de este miércoles.

Gil ha empleado la precisa expresión de «ingeniería humanitaria» para describir el trabajo que Cruz Roja está realizando con el flujo de inmigrantes que están arribado a las costas gaditanas. Y es que, detalla, por una parte los atienden cuando llegan y, por otra, «atendemos la logística una vez que salen de las comisarías para que no se queden tirados en al calle».

En el mismo sentido, ha puesto el acento en que Cruz Roja busca facilitar el traslado de estos inmigrantes con los familiares que muchas veces tienen en otros lugares, «porque Cádiz sigue siendo un lugar de paso».

Uno de los puntos sobre los que ha querido llamar la atención Gil es en que se ha producido un incremento en la llegada de personas de origen asiático hasta las costas gaditanas. Provienen de países como Sri Lanka o Bangladesh y algunos salieron de sus países de origen hace tres o cuatro años. Además, están llegando más subsaharianos de lugares como Chad, «pero no sabemos si se han reactivado rutas que pensábamos que ya no se utilizaban». En cualquier , «no se van a quedar desprotegidos mientras podamos ayudarles en Cruz Roja».

Agradecimiento en la batalla

En la rueda de prensa que han ofrecido los responsables de Cruz Roja para hacer balance de sus actuaciones no se pudo obviar la polémica generada entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Cádiz por el uso de las instalaciones del Club Náutico Elcano para atender a los inmigrantes.

La presidenta de la entidad a nivel provincial, Rosario García, no ha querido entrar en polémicas. Ha agradecido al Ayuntamiento de Cádiz su colaboración a la hora de cederles las instalaciones de Elcano y han reconocido que han entablado conversaciones con la Autoridad Portuaria sobre los hechos.

También se ha deshecho en agradecimientos al Ayuntamiento de Jerez por cederles las instalaciones del pabellón Kiko Narváez para atender a los inmigrantes. «No nos hicieron más preguntas, nos dijeron 'ahí tenéis la llave, no nos la devolváis hasta que no terminéis'». En el mismo sentido, también agradeció al Servicio Andaluz de Salud su colaboración en todo el proceso.

«Nos gustaría que la llegada masiva de inmigrantes descendiera, tanto porque nos obliga a destinar muchos recursos a este problema como, sobre todo, por el riesgo que supone para los que emprenden el viaje. Pero Cruz Roja nació en una guerra y a nosotros no nos asusta esta batalla», ha resumido Gil.