SOLIDARIDAD

Demoledor balance de Cruz Roja en Cádiz: ahora atienden a más personas con trabajo

La organización reduce el número de personas atendidas en el último año, pero aumentan las acciones que desempeña

CÁDIZActualizado:

Doble cara en el balance de las acciones que Cruz Roja ha realizado durante el pasado ejercicio 2017 en la provincia de Cádiz. Por una parte, la organización se congratula de que la solidaridad sigue creciendo y de que aumenta la implicación de la sociedad con la organización. Pero por otra, constatan que sigue existiendo una gran bolsa de pobreza en la provincia de Cádiz que ha precisado un aumento del número de acciones globales. Y otro dato significativo, cada vez es más frecuente el que personas con trabajo precisen de la asistencia de Cruz Roja.

Lo primero que ha destacado la actual presidenta de la agrupación provincial de Cruz Roja, Rosario García, es que «por encima de los números están las historias de todas las personas atendidas y el esfuerzo de los más de 3.500 voluntarios de la organización». Acto seguido, antes de entrar en la crudeza de los datos, ha agradecido su labor a la expresidenta, Concepción García, «responsable de los buenos datos de este balance».

Rosario García ha repetido que en la memoria de actividad de 2017 lo más destacable es la cantidad de niños que han tenido apoyo escolar, las personas mayores que han salido a la calle o los ciudadanos que pudieron encontrar un empleo «con las herramientas de empleabilidad que le hemos facilitado gracias a los cerca de 20.000 socios y a las más de 200 empresas socias».

Menos personas, más acciones

Uno de los puntos que más llama la atención cuando se compara con otros años es el que ha ido cayendo el número de atendidos directamente por Cruz Roja Cádiz en situación de extrema vulnerabilidad pero, en paralelo, se han incrementando las actuaciones. Así, mientras que en 2015 se atendieron (de forma directa) a 91.294 personas, el número cayó a 73.318 en 2016 y a 51.215 en el pasado 2017.

Sin embargo, las acciones han ido creciendo desde las 48.160 de hace tres años a las 51.536 del 2016 y a las 55.246 del pasado. «La razón es sencilla, hemos ido encaminando nuestras acciones a otros ámbitos a la par que disminuye el número de personas en riesgo de exclusión», explicó García, que ha agregado que «no podemos consentir que haya niños condenados a sufrir pobreza cronificada».

La diversidad de acciones de Cruz Roja explica el hecho de que haya contabilizados 25.347 usuarios directos y 100.508 indirectos en la provincia de Cádiz. «La razón es sencilla, usuario directo es el que pide ayuda y el resto, las personas usuarias; por ejemplo, si una madre pide ayuda es la persona directa y el resto de su familia, las personas usuarias», explica Javier Gil, coordinador provincial.

Uno de los datos de los que se sentían más orgullosos en Cruz Roja era de la cantidad de gaditanos que se habían visto favorecidos por sus planes de empleo. La evolución en este campo también es notable. En 2017 se atendió a 2.641 personas, lo que supone un gran incremento respecto a los 1.984 de 2016 y a los 1.518 de 2015.

También se ha producido una evolución en el perfil del demandante de ayuda. «Ha caído la persona que precisa de ayuda puntual y se ha producido un incremento del trabajador que, por la estacionalidad de su trabajo o por la precariedad, necesita de una ayuda extra», desvela García que, entre las cifras que ha facilitado en la memoria de Cruz Roja destaca las 6.140 personas que han participado en los planes de enseñanza digital.