Autoescuelas de la provincia de Cádiz durante la movilización - Antonio Vázquez
PROVINCIA

Las autoescuelas de la provincia se echan a la calle para reivindicar más examinadores

El 97% del sector ha secundado una movilización que pretende denunciar la situación "insostenible" de Cádiz con más de 12.000 personas a la espera de ser examinados

CádizActualizado:

Casi 300 autoescuelas de toda la provincia se han concentrado y movilizado este viernes en Cádiz para dar visibilidad a la problemática de falta de examinadores que se viene produciendo durante los últimos meses y que se ha agravado durante la época estival.

La situación caótica que vive la provincia gaditana, una de las más castigadas de Andalucía junto a Málaga y Granada, ha provocado la movilización del 97% de las autoescuelas de la provincia ante la convocatoria promovida por las asociaciones comarcales de Jerez de la Frontera, Cádiz y Campo de Gibraltar.

José Blas Valero, presidente de la Federación Andaluza de Autoescuelas y vicepresidente de la Confederación Nacional, ha denunciado que «la administración no da el servicio que la ciudadanía demanda». Además, ha criticado que esta situación se ha visto agravada en verano, “precisamente cuando más alumnado tenemos”.

En la provincia de Cádiz hay en torno a 12.000 personas a la espera de poder examinarse. La falta de examinadores se ha recrudecido durante los últimos meses: «Hace un par de años había 37 examinadores y a fecha de hoy son 17. Hemos perdido 20 examinadores, la situación es insostenible», ha resaltado Valero.

De los 17 examinadores que tiene la provincia hay alguno de baja y otros de vacaciones durante los meses de verano, por lo que el número real de funcionarios trabajando actualmente apenas llega a la decena.

Uno de las causas que ha provocado esta situación límite para las autoescuelas gaditanas ha sido la falta de reposición del personal que se ha ido jubilando durante los años de la crisis. «Lo único que pedimos es que la administración nos de un servicio que la sociedad está demandando», ha señalado el presidente de la Federación Andaluza de Autoescuelas.

El sector denuncia la «poca eficiencia que tiene la administración» en este sentido, a la cuál le pide que permita a los examinadores poder echar horas extras: «Demandamos un mínimo de dotación económica para que puedan trabajar por la tarde, así aliviaríamos algo a las provincias donde la situación es más agobiante».

La marchas por las calles de Cádiz ha partido desde el IES Fuerte de Cortadura en dirección a la Jefatura Provincial de Tráfico para concluir en la Subdelegación del Gobierno en Cádiz. Las autoescuelas de la provincia califican la situación de insostenible. «Las personas que se hayan examinado ahora en julio y no hayan aprobado no van a poder volver a examen seguramente hasta el mes de octubre», concluyó Valero. Y es que la espera media del alumnado para poder examinarse en la provincia de Cádiz se sitúa en torno a los 45 días.

Desde las asociaciones de autoescuelas de la provincia han asegurado que «no es un problema de la Jefatura de Tráfico de Cádiz, sino de estructura de la administración central dependiente del propio Ministerio de Interior».

Valero también ha reivindicado la labor fundamental de las autoescuelas en el cumplimiento de requisitos para acceder a determinados puestos de trabajo: «Lo que no puede ocurrir es que la ciudadanía se quede sin trabajar, porque aquí hay un montón de personas esperando tener el permiso de conducir para poder trabajar en empresas de transporte, de mercancías o para poder presentarse a una oposición».

La marcha por las calles de la capital ha sido todo un éxito, ya que ha sido secundada por la inmensa mayoría de las autoescuelas de la provincia. Desde el sector mantienen que «no tenemos más remedio que salir a la calle», y auguran nuevas movilizaciones para dar visibilidad a un problema agravado que ya viene de lejos.