Inés Arrimadas a su llegada esta mañana a El Puerto - ANTONIO VÁZQUEZ
CAMPAÑA 28-A

Arrimadas pone como ejemplo Andalucía de que lo «imposible en política es posible»

La candidata de Ciudadanos al Congreso por Barcelona visita El Puerto con la seguridad de que el 28-A «habrá en España una vuelta a la tortilla»

Una comitiva naranja recorre el centro portuense solicitando el voto para Albert Rivera

La líder de la formación naranja lamenta el maltrato político que ha recibido Cádiz

CÁDIZActualizado:

No ha faltado nada ni nadie en la fugaz visita de Inés Arrimadas este lunes de Pascua a la localidad de El Puerto. La presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos en Cataluña y ahora candidata de la formación naranja al Congreso por Barcelona ha tenido tiempo de recorrer el espacio que separa la plaza de Isaac Peral de la Plaza de España y saludar a los vecinos que se le acercaban para inmortalizar el momento. No hay campaña electoral sin un paseo político por un mercado de abastos y en el caso de Arrimadas se ha topado con el populoso y variopinto mercado portuense, donde en el exterior ha sido reconocida por los vendedores ambulantes.

La comitiva estaba encabezada por la propia Arrimadas y la cabeza de lista de Ciudadanos por Cádiz al Congreso, Mari Carmen Martínez. Un paso más atrás se encontraba en portavoz de Ciudadanos en el Parlamento Andaluz, Sergio Romero, y el segundo de la lista gaditana al Congreso, el diputado Javier Cano. También estaba en primera línea el candidato a la Alcaldía de Cádiz, Domingo Villero. Mientras los seguidores de Ciudadanos esperaban a su líder una marea de pensionistas se manifestaba por la calle Virgen de los Milagros en defensa de las pensiones dignas. Arrimadas, finalmente, no se topó con los debido al retraso de su convocatoria pero sí atendió las demandas de los funcionarios de prisiones sobre las dificultades que tienen a la hora de ejercer su trabajo.

En el paseo matinal Arrimadas ha tenido que escuchar piropos, pero también gritos de algunos vecinos que se acercaban a la comitiva reclamando trabajo para la Bahía de Cádiz. Precisamente este ha sido uno de los argumentos de su discurso en la plaza de España, a los pies de la Iglesia Prioral. La líder de Ciudadanos ha señalado que España necesita soluciones y asegura que un Gobierno con Albert Rivera permitirá “dar la vuelta a la tortilla” y garantizar la viabilidad económica. Para ello hay un compromiso, dice serio, de rebaja de impuestos a las familias, de reducción de IVA a los empresarios y, sobre todo, de estabilidad, ya que “Ciudadanos no tiene deudas con separatistas ni terrorista y está libre de la pesada mochila de la corrupción”.

Inés Arrimadas, en El Puerto

En este sentido, Arrimadas ha puesto de ejemplo a Andalucía como símbolo del cambio político y de que lo imposible en política es posible a pesar de lo que digan las encuestas. En relación a los últimos sondeos, Arrimadas ha sido especialmente clara y ha animado a una participación masiva el 28-A para lograr lo que se consiguió el 2-D en Andalucía, “echar al PSOE de la Junta”. El resultado de los comicios andaluces es una especie de señal del destino sobre lo que puede ocurrir después de las elecciones generales. Así Arrimadas ha llamado al voto responsable de los gaditanos para que en España se consiga lo que ya se está logrando en Andalucía con un gobierno de Ciudadanos, es decir, reducción de las listas de espera sanitarias, bajada de impuestos y mejora de los recursos económicos. Con estos argumentos, la candidata de Ciudadanos por Barcelona al Congreso ha destacado que Albert Rivera encarna el perfil de estabilidad que necesita España para generar empleo, para ofrecer tranquilidad social a las familias y apoyar a los autónomos.

En cuanto a las expectativas económicas que encierra Cádiz, Arrimadas ha lamentado que la provincia haya sido maltratada por gobiernos anteriores y ha alabado su potencial como motor industrial e innovador, sin embargo, reconoce que necesita un empuje para que salgan a flote todas las oportunidades que encierra Cádiz.