Las mismas aguas en las que comenzaba la aventura hace 500 años han sido el escenario del homenaje. - Francis Jiménez
QUINTO CENTENARIO

La Armada homenajea a los primeros hombres que dieron la vuelta al mundo

Quinientos años después de que la expedición de Magallanes y Elcano zarpase de Sanlúcar se han rendido honores a los marinos españoles que demostraron que la tierra era redonda

Sanlúcar Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Aquellos hombres fueron los primeros. 239 almas que, a bordo de cinco naos, 'Santiago', 'San Antonio', 'Trinidad', 'Concepción' y 'Victoria' zarparon de Sanlúcar hace 500 años para iniciar un viaje que cambió para siempre la historia de la humanidad. Lo hicieron capitaneados por Fernando de Magallanes, un mes y 10 días después de haber salido de Sevilla. En Sanlúcar atracaron para atender imprevistos y finalizar con el avituallamiento de la flota.

La expedición española que inicialmente pretendía encontrar una ruta a las Molucas, las islas de las especias, por el oeste, tal y como les había mandado el rey Carlos I finalmente arribó en Sanlúcar tres años más tarde, el 6 de septiembre de 1522. Tan sólo quedó una nave, la 'Victoria' y 17 hombres comandados por Juan Sebastián de Elcano, el marino que decidió seguir navegando hacia Poniente, realizando así la primera vuelta al mundo.

Este viernes, 500 años después, la Armada Española ha querido rendir homenaje a las dotaciones de esta primera circunnavegación. Y numerosas autoridades civiles y militares han querido ser partícipes de este emotivo acto.

Mirar al futuro a través del pasado

A las 9.00 horas ha zarpado de la Base Naval de Rota en demanda de Sanlúcar la fragata 'Victoria', buque dado de alta en 1987 y que es el séptimo de la Armada que recibe este nombre en homenaje a la nao en la que el Elcano culminó la primera vuelta al mundo. A bordo, varias autoridades civiles y militares, entre ellas el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, el Almirante de la Flota, Manuel Garat, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, el delegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, los alcaldes de Chipiona, Rota y Sanlúcar, el subdelegado de Defensa en Cádiz, coronel Joaquín González o el general de brigada de la Guardia Civil Alfonso Rodríguez, jefe de la comandancia de Cádiz.

«Quiero dar las gracias a la Armada y al Gobierno de España por habernos dado la oportunidad de comenzar los actos conmemorativos del quinto centenario de la primera vuelta al mundo con este homenaje a los marineros (muchos de ellos perdieron la vida en ello) que nos permiten sentirnos orgullosos de la historia de nuestro país», ha dicho el vicepresidente de la Junta de Andalucía. Marín ha afirmado que esta conmemoración «es una gran oportunidad para España, Andalucía y las provincias de Sevilla y Cádiz», pero, sobre todo, un momento para «mirar al futuro y proyectarnos a través de nuestra historia».

A este respecto también se ha pronunciado el delegado del Gobierno en Andalucía. «El Guadalquivir, Sevilla, Sanlúcar, fueron el kilómetro 0 de la primera globalización del mundo», ha subrayado Lucrecio Fernández. «Para el Gobierno de España es importante que esta conmemoración sea de todos. De las instituciones, Gobierno, Junta de Andalucía, Ayuntamientos, Diputaciones y también de la sociedad civil, de sus asociaciones y de todos y cada uno de los ciudadanos», ha dicho Fernández. Porque, en palabras del delegado del Gobierno «no se trata tanto de sentirnos orgullosos de nuestro pasado, cosa que evidentemente lo estamos, sino sobre todo de celebrar en actos como este que vivimos en un gran país, que España es una gran nación en la que merece la pena vivir. Y, por tanto, nuestro pasado nos da la oportunidad de mirar con optimismo al futuro».

Boya de Elcano

Dos horas después de zarpar de Rota, a la proa de la 'Victoria' y en la desembocadura del Guadalquivir, otra nave con idéntico nombre, la 'nao' réplica de aquélla que hace 500 años realizó una gesta sin igual. Acompañada por una numerosa flota de barcos civiles, entre ellos el velero 'Pros' que este viernes ha dado comienzo a un viaje de tres años que intentará recrear el de la primera expedición.

En las mismas aguas en las que se hicieron a la mar las cinco naos ha tenido lugar el homenaje. «Tú que dispones de viento y mar, haces la calma, la tempestad. Ten de nosotros Señor, piedad, piedad, Señor, Señor, piedad», ha entonado la dotación de la fragata 'Victoria', firme en la cubierta. Y desde ese mismo momento, tal y como ha anunciado el narrador por la megafonía del buque de la Armada, la boya de entrada en el Guadalquivir (antes conocida como 'del perro'), ha pasado a denominarse Juan Sebastián de Elcano.

«Hace 500 años España se encontraba en disputa con la nación hermana de Portugal por controlar las islas de las especias», ha comenzado su alocución el Almirante de la Flota. Entonces, tuvo lugar «una hazaña de hombres de mar. Gracias a esos marinos se produjo la primera globalización de la historia». «Como marinos españoles sentimos el orgullo de ser los principales herederos de esta hazaña con vocación universal», ha subrayado el almirante Garat.

Porque esta expedición fue «una empresa con alma española». Formaban parte de las dotaciones de las cinco naos «gentes de todo el reino: catalanes, asturianos, vascos, castellanos... y también un nutrido grupo de valerosos marinos andaluces. Esta tierra siempre ha engrandecido el nombre glorioso de nuestra patria».

Flores y aviones

«España ha sido siempre contribuyente al progreso de la humanidad», ha dicho el Almirante de la Flota. «Por eso debemos olvidar disputas que nos anclan en el pasado para mirar al futuro y seguir siendo protagonistas de la historia aportando al progreso de los pueblos».

Acto seguido se ha realizado el homenaje a los marinos que dieron su vida por España. Los hombres que con su gesta marcaron un antes y un después en ámbitos tan relevantes como el comercio, la cartografía, las comunicaciones, la botánica o la zoología. Los marinos que constataron que la Tierra era redonda. De este modo, al son de los acordes de 'La muerte no es el final', el Almirante de la Flota y el delegado del Gobierno en Andalucía han lanzado al mar una corona de flores en recuerdo a estos 239 hombres, entre los que, además de españoles, había alemanes, flamencos, italianos, portugueses, franceses y griegos.

Los Harrier de la Novena Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves de la Armada han realizado una pasada rindiendo también honores por el cielo. Estaba previsto que participase en este homenaje la Patrulla Águila, pero finalmente no ha acudido, tras el fallecimiento del comandante gaditano Daniel Melero y la alférez alumna Rosa María Almirón en un accidente de avión este miércoles en Murcia. El himno de la Armada ha puesto el punto y final a este homenaje.