La Virgen del Rosario, con la Medalla de Oro de la ciudad
La Virgen del Rosario, con la Medalla de Oro de la ciudad - A. VÁZQUEZ
TRIBUNALES

Vista de prueba positiva para la Patrona

La defensa evidencia que la Medalla de Oro de la ciudad se concede a entidades, en este caso, el convento de Santo Domingo

CÁDIZActualizado:

Vista de prueba en el juzgado de lo contencioso administrativo número 2 de Cádiz. Sobre la mesa la demanda que presenta la asociación Europa Laica contra el Ayuntamiento de Cádiz y que posteriomente se hace extensiva al padre Pascual Saturio y al convento de Santo Domingo representados por Martín José García Sánchez.

El letrado gaditano ha rebatido con éxito los dos argumentos que esgrime el coletivo europeo para que se le retire la Medalla de Oro de la ciudad a la Virgen del Rosario. Europa Laica sostiene que esta distinción se le tiene que retirar a la Patrona con dos argumentos: por un lado, que no puede ser objeto de concesión de la medalla porque no es persona, y por otro que los milagros y méritos que se le atribuyen son falsos.

Fue hace aproximadamente un mes cuando el padre Pascual Saturio, prior del convento de Santo Domingo recibió la demanda que se presenta contra quien dicta la resolución (Ayuntamiento) y a su vez contra la Patrona, en concreto contra Pascual porque es él quien hace la propuesta con 5741 firmas de gaditanos y 27 entidades con acta notarial.

Para la defensa Martín José García Sánchez ha preparado la contestación de la demanda y ha evidenciado que esta misma distinción se le ha concedido a entidades y no personas como el Juan Sebastián de Elcano, la joyería Gordillo o el bar Andalucía. Además ha expuesto que la medalla en sí misma no se concede a la Virgen sino a todo lo que hay tras ella, el convento de Santo Domingo y la comunidad de padres dominicos. En este caso existe un precedente también de una demanda presentada por Europa Laica. Se trata de una sentencia de Jesús el Rico de Nuestra Señora del Amor en Málaga a quien la dirección general de la Policía le concedió la medalla al Mérito Policial. Esta causa se tuvo que ver en la Audicencia Nacional en Madrid que dictó sentencia a favor de la cofradía porque el Cristo es una imagen y no es persona ni fisica ni jurídica pero se concede a lo que está detrás, a lo que supone, que es la labor de la hermandad malagueña.

Como testigos han acudido Mercedes Colombo, Juancho Ortiz, José Blas Fernández y Juanma Pérez, como miembros de la comisión de honores y distinciones del Ayuntamiento. Además ha intervenido el doctor en historia Francisco Glicerio Conde como perito para defender la existencia de la Virgen así como el padre Vicente Rodríguez.

La defensa de los dominicos ha hecho especial hincapié en que el reglamento señala que se concede tanto a personas como a entidades y también en que la propuesta de concesión de la medalla está firmada por el alcalde y se propone a petición del convento de Santo Domingo. Por su parte el abogado de Europa Laica no ha acudido a la cita.

Practicada esta prueba, que era fundamental para dejar constancia de la legalidad del acto administrativo de la concesión de la Medalla, el proceso continuará hasta que se dicte en su día la sentencia, y corresponde a la Magistrada convocar las siguientes actuaciones procesales, hasta las conclusiones de las partes.

Valoraciones positivas

El abogado Martín José García estaba satisfecho tras esta primera cita en el juzgado y apuntaba que lo más importante es que «ha quedado claro que el reglamento dice que se le concede a entidades y lo que está detrás de la Virgen es los dominicos, he salido muy contento. Había que defender un tema muy técnico e incidir en que la Medalla de Oro de la ciudad no se le ha dado a la imagen sino a lo que significa la imagen».

El padre Pascual Saturio se mostraba sobre todo agradecido por el respaldo recibido. «Agradecer a Martín que ha sido él quien ha presentado todo este proyecto y a todos los que han sido llamados, al padre Vicente y a Paco Glierio. Los testimonios han sido unánimes y estoy agradecido por el empeño de todos en reconocer los méritos del convento y de la Virgen».