Pascual Saturio Medina - Opinión

La Patrona no es una Virgen de Madera

Lo correcto en este caso, Pablo, es que expliques a José María, el Alcalde de Cádiz, cómo colocaste 3,6 millones de euros en la Caja de Ingenieros

Pascual Saturio Medina
Actualizado:

En la edición de 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, del pasado 23 de mayo, el Secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, respondiendo a lo que el Alcalde de Cádiz había manifestado respecto a la compra, por su parte, de una vivienda por valor de 600.000 euros en Galapagar, explicó que no entendía su desacuerdo porque él le había apoyado cuando «le dio una medalla a una virgen de madera». Quienes lo escucharon y recogieron sus palabras entendieron que se trataba de la Concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad de Cádiz a la Virgen del Rosario, Madre Y patrona, aprobada el 26 de mayo de 2017, justamente hace ahora un año, aprobada en el Pleno de nuestro Ayuntamiento.

En la respuesta de Pablo Iglesias hay varios errores que, cariñosamente porque soy mayor que él, le quiero aclarar. En primer lugar, en cualquier argumentación y máxime cuando la está llevando a cabo un universitario, el único argumento del que no se puede echar mano es el 'ad hominem', respondiendo con una llamada a la obligación de apoyar lo que hago porque yo hice contigo lo mismo.

Lo correcto en este caso, Pablo, es que expliques a José María, el Alcalde de Cádiz, como, justamente para defender aquello en lo que crees, colocaste 3,6 millones de euros, que proceden de las subvenciones electorales que hemos dado todos los españoles a tu formación política, en la Caja de Ingenieros y cómo has pedido una hipoteca de 540.000 euros a esa misma Caja que te los ha dado por lo que allí tienes depositado y te la ha concedido con más facilidades que a los demás. Razónaselo que él y nosotros te entendemos perfectamente, pero no le pidas que te apoye porque tu le apoyaste.

Pero te digo algo más. Tengo, supongo que no lo sabes, la suerte de vivir al lado de la Patrona de Cádiz desde hace treinta años. Es lo mejor que me ha podido pasar en mi vida y desde luego no lo cambio por nada en el mundo. Por eso porque la Patrona es muchas cosas, menos «una virgen de madera».

Mira si es, que cuando tú quieras puedes venir a verla. Yo te acercaré a Ella y te hago de introductor. Como hago siempre. Verás que como la Virgen María es la mujer más retratada del mundo y la que más imágenes, pinturas, grabados, láminas, tiene, en cuanto te acerques a Ella notarás que esta imagen suya es de las más impactantes porque retrata muy bien lo que Cádiz percibe de la Virgen del Evangelio. Su cara de niña, su mirada limpia, su sonrisa sin malicia, su generosidad para mostrar a su Hijo, su gaditanía y su capacidad de acogida a pesar de su majestuosidad como Reina de esta Ciudad que entre sus Títulos tiene ser Noble. Todo eso lo tiene y sobrepasa la madera.

Pero me gustaría mucho que la vieras entre los gaditanos. No nos insultes diciéndonos que nos convoca una virgen de madera que nos vamos a enfadar contigo. La gente de Cádiz no somos tan torpes como para ir detrás de una virgen de madera. A nosotros nos reúne, nos llama, nos hace sentirnos unidos, una Persona. La Virgen. Que en este retrato de Patrona tiene la capacidad de identificarnos a todos. Fíjate como será que desde niños los gaditanos la tenemos, no por costumbre, sino porque es esencial a Cádiz. Tu le quitas a Cádiz la Virgen del Rosario y es como si a Cádiz la dejas sin mar. Es de nuestra esencia. No está fuera de nosotros, la llevamos dentro. Cádiz huele a mar. Y a la Virgen del Rosario. Por eso pedimos la Medalla de Oro para Ella. Y es como si a los 6.000 que la pedimos nos ta hubieran puesto felicitándonos por ser tan gaditanos. Eso es muy bonito. Porque refleja lo que tú no has dicho. La Virgen del Rosario, que es la Madre de Dios, está hecha de nuestros corazones, donde no cabe más que el amor, nunca la madera, por eso nos ha dolido que nos la menosprecies sin conocerla y no te pedimos más que un hueco para que vengas a verla, si puede ser con tus hijos, y entonces nos vas a entender mejor. A José María, Alcalde de Cádiz, que ahora no te apoya, y a nosotros, los gaditanos, muchos de los cuales tampoco estamos contigo y no pasa nada.

Fr. Pascual Saturio Medina, O.P.Fr. Pascual Saturio Medina, O.P.