La Policía Local vuelve a patrullar con los vehículos Renault Megane de hasta 16 años de antigüedad
La Policía Local vuelve a patrullar con los vehículos Renault Megane de hasta 16 años de antigüedad - LA VOZ
Policía Local

Los policías locales de Cádiz se quedan una semana sin poder patrullar con sus coches más modernos

El Ayuntamiento no renovó a tiempo el contrato de 'renting' con Toyota y los agentes han tenido que estar utilizando otros vehículos mucho más antiguos e incluso ir a pie

CádizActualizado:

La falta de previsión del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz ha obligado a los agentes de la Policía Local a tener que utilizar para patrullar durante una semana unos coches antiguos en plena temporada de verano. Si hace apenas unos meses los sindicatos policiales denunciaban las continuas averías de las motocicletas de la Unidad de Tráfico ante la falta de acuerdos para la renovación de los vehículos, ahora se ha sumado que estos días pasados se les ha retirado los tres principales vehículos patrulla que usaban a diario los agentes. Se trata de tres coches híbridos, modelos Toyota Prius, con los que los municipales prestaban los servicios que inciden directamente en la ciudadanía, dedicados a patrullar principalmente y a atender las llamadas del 092.

Según denuncian fuentes consultadas, estos vehículos fueron devueltos a la empresa adjudicataria al no renovarse el contrato de ‘renting’ o el pago de la liquidación para que dichos coches pasen a formar parte del parque municipal, que obliga a sustituir los vehículos transcurridos cuatro años de su funcionamiento, que son las dos opciones que recogía el contrato firmado en el año 2014, la última vez que se renovó la flota del Cuerpo municipal.

Esta situación obligó a la Jefatura de la Policía Local a poner nuevamente en uso los vehículos antiguos de la marca Renault Megane Scenic, que en algunos casos tienen hasta 16 años de antigüedad y miles de kilómetros. Desde el pasado 7 de agosto y hasta que se ha vuelto a reactivar el contrato, al parecer ayer mismo, los efectivos de la Policía Local se han estado encontrando con situaciones de coches que se estropean a diario al no reunir las condiciones para el tipo de servicios que estaban prestando e incluso, en algunos casos, los agentes se han visto obligados a patrullar a pie ante la falta de vehículos, e incluso, en casos 'in extremis' han tenido que sacar los coches camuflados. De hecho, fuentes de la Policía Local han apuntado que en seis días, ya se han estropeado una furgoneta y un coche.

Esta situación ha despertado la crítica de todos los sindicatos de la Policía Local. El CSIF ya denunció esta retirada de vehículos hace apenas unos días y el nuevo sindicato de la Policía Local (SPLCA) ya está estudiando medidas. «Estamos trabajando con los vehículos antiguos y si no se soluciona rápido iremos a Inspección de Trabajo ya que consideramos que estos vehículos no reúnen las garantías necesarias para el desempeño de nuestras funciones», apuntó el portavoz de la fuerza sindical, Javier León, que ha asegurado que «por la prensa nos hemos enterado que el concejal David Navarro ha dicho que se van a adquirir doce coches nuevos, que nadie se lo cree», ha apostillado.

Imagen de la presentación de la flota que el gobierno de Teófila adquirió en 2004. Algunos de estos vehículos se siguen utilizando todavía.
Imagen de la presentación de la flota que el gobierno de Teófila adquirió en 2004. Algunos de estos vehículos se siguen utilizando todavía.

Este mismo sindicato ya denunció hace apenas un mes la falta de efectivos con el que se encontraba el Cuerpo de cara al verano, precisamente cuando más visitas recibe la ciudad y cuando mayor índice de población puede contabilizarse. Según el portavoz sindical, Cádiz cuenta este verano con un Policía Local por cada 3.687 personas, una cifra que quintuplica la ratio recomendada por la Unión Europea (556 habitantes por cada policía) o la Federación Española de Municipios y Provincias (667 habitantes por cada policía) y que se considera fundamental para poder garantizar la seguridad de los ciudadanos.

En este sentido, advierten del peligro que supone para la ciudad esta falta de efectivos, sobre todo, teniendo en cuenta la programación de verano que ofrece el propio Ayuntamiento de Cádiz, con conciertos, espectáculos de Carnaval y diferentes actividades culturales que congregan a un importante número de personas.