Cádiz

La Policía Local de Cádiz contará con un solo agente por cada 3.600 personas este verano

La capital gaditana tendrá un efectivo por cada 3.687 habitantes frente a los 556 que recomienda la Unión Europea para garantizar la seguridad en las ciudades

CádizActualizado:

La situación de la Policía Local de Cádiz se complica día tras día. Los problemas se suceden y las soluciones siguen sin llegar. El malestar denunciado por la plantilla desde hace meses ha dado el salto a la calle y ahora son los ciudadanos los que deben mostrar su preocupación ante unos datos que son alarmantes. Así lo reconocen los responsables del nuevo Sindicato de la Policía Local (SPLCA), que han querido dar a conocer la realidad a la que tendrá que enfrentarse la ciudad en los próximos meses de verano, precisamente cuando más visitas recibe y cuando mayor índice de población puede contabilizarse. De hecho, según las estimaciones del sector sanitario y turístico, la vocación turística de la capital gaditana hace que la población llegue a duplicarse durante los meses de julio y agosto, pasando de los alrededor de 118.000 habitantes censados a casi 240.000.

Según fuentes sindicales, Cádiz contará este verano con un policía local por cada 3.687 personas, una cifra que quintuplica la ratio recomendada por la Unión Europea (556 habitantes por cada policía) o la Federación Española de Municipios y Provincias (667 habitantes por cada policía) y que se considera fundamental para poder garantizar la seguridad de los ciudadanos.

En el caso de la capital, esta ratio ya es de por sí, el doble de lo permitido durante todo el año, ya que en la actualidad, la Jefatura municipal solo cuenta con 95 agentes en primera actividad, es decir, policías que prestan servicios en las calles de la ciudad, mientras que la población de la capital gira en torno a los 118.048 habitantes. De este modo, el ratio se sitúa en un policía por cada 1.243 personas.

Si a esta situación le sumanos que la población de la ciudad se duplica cuando llegan los meses de verano, y un tercio de la plantilla suele estar de vacaciones entre julio y septiembre, el resultado es una ratio que se dispara hasta alcanzar cifras alarmantes.

«Desde hace muchos años estamos sufriendo esta falta de personal, pero cada año la situación empeora, ya que la plantilla cada vez es más reducida y no existen nuevas promociones, todo a pesar de tener esta ciudad unos índice de paro bastante alto, pese a estar gran parte de nuestros jóvenes preparándose durante mucho tiempo para lograr un puesto dentro de esta Policía Local, siguen nuestros políticos durante mucho tiempo mirando para otro lado», apuntaron desde la nueva fuerza sindical que ha tomado la batuta a la hora de denunciar la realidad a la que se enfrenta el Cuerpo.

Asimismo, advierten del peligro que supone para la ciudad esta falta de efectivos, sobre todo, teniendo en cuenta la programación de verano que ofrece el propio Ayuntamiento de Cádiz, con conciertos, espectáculos de Carnaval y diferentes actividades culturales que congregan a un importante número de personas. «Actualmente la situación es tan mala, que pese haber refuerzos extraordinarios para las noches de fin de semana, para los distintos eventos como la próxima Magna, o los conciertos de verano, lo cierto es que estos refuerzos no son suficientes en absoluto», puntualizaron.

La falta de personal es, quizás, uno de los aspectos más graves que presenta hoy en día la Policía Local, aunque a estos se le añaden otros que hacen aún más difícil la labor de los agentes en las calles. La falta de medios, por ejemplo, es evidente y se hace patente cada jornada de trabajo. Según varias denuncias sindicales, la situación del parque móvil es insostenible. Según datos ofrecidos hace apenas unos meses, dos de cada tres coches patrullas en Cádiz están averiados u obsoletos, por lo que los coches, los furgones y las motos se acumulan en un taller. También denunciaban los escasos medios con los que cuentan en la sección de motoristas, con apenas tres o cuatro vehículos para toda la plantilla. Además, desde hjace años vienen exigiendo el cambio de los cascos de seguridad, que pesan demasiado para quienes pasan toda su jornada encima de una motocicleta.

Otra de las quejas que han elevado desde el nuevo Sindicato de la Policía Local presidido por Javier León es la reducción de la plantilla de diversas unidades como Atestados o la Policía de Barrio, por ejemplo.

Desde el sindicato apuntaron que estas cifras que alarman de la situación de la Policía Local vuelven a sacar a la luz la necesidad de incorporar a nuevos agentes a corto plazo. «La plantilla tiene un déficit del 20%, por lo que hace falta que se incorporen a la plantilla 40 policías. Hay que volver a recuperar las promociones que cada dos años se incorporaban a la plantilla una media de 20 policías, ya que eso beneficiaría al Ayuntamiento y al ciudadano», apuntaron fuentes del SPL, que también insistieron: «No se dan cuentan nuestros gobernantes que si pretenden dar de esta ciudad una buena imagen a los visitantes y seguir dando un buen servicio a sus ciudadanos, no les queda más remedio que invertir en seguridad y servicios».