Imagen de los trabajos que se realizan en la zona que fue asaltada por unos vándalos.
Imagen de los trabajos que se realizan en la zona que fue asaltada por unos vándalos. - LA VOZ
SUCESOS

La Policía confirma que los destrozos en el cementerio de Cádiz fueron obra de «una gamberrada»

Los agentes de Científica que han inspeccionado la zona descartan el robo o la profanación como móvil de estos daños y cierran la investigación

El Ayuntamiento, responsables del camposanto municipal, asegura que reforzará la vigilancia de la zona donde se trabaja en la recuperación de los restos de los represaliados franquistas

Actualizado:

Los destrozos que ocasionaron una o varias personas en el cementerio de San José en la zona de excavación donde se trabaja en la recuperación de los restos de los represaliados franquistas fueron obra de «una gamberrada». Según ha podido saber este periódico, esta es la conclusión a la que han llegado los agentes de la Policía Científica de la Comisaría Provincial quienes, tras recibir la denuncia por dichos daños, acudieron a inspeccionar y tomar muestras al área donde se produjeron los hechos.

Según fuentes policiales, se han encontrado algunas pisadas de personas que probablemente saltaron la valla y posteriormente movieron herramientas y huesos del lugar donde estaban y que se han encontrado en otro punto de esta fosa. Para ello tuvieron que quitar los plásticos de protección que los cubre, que también se hallaron movidos de lugar. Así, y al no encontrar pruebas que determinen que el móvil de este acto vandálico fue el robo o el causar destrozos con otra motivación como la profanación o el odio por cuestiones ideológicas, la investigación policial ha sido ya archivada.

Por su parte, el concejal delegado de la Memoria Democrática y Cementerio, Martín Vila, ha acudido este martes al cementerio para conocer de primera mano los destrozos ocasionados y ha informado que el equipo de arqueólogos que está interviniendo en la fosa norte ha valorado la magnitud de los hechos. Vila ha resaltado que se documenta y fotografía cada paso que se va dando en la excavación y que por tanto tienen «la garantía de que no ha habido ninguna pérdida en cuanto a la investigación, que es lo fundamental en estas tareas».

Aun así, el edil ha lamentado lo sucedido. «Es lamentable que se haya producido este hecho, que según los indicios parece que se trata de una gamberra, de una chiquillada. Pero no por eso hay que restarle importancia. Manifestamos nuestro profundo rechazo a lo ocurrido, puesto que estamos hablando de unas tareas de exhumación de gaditanos y gaditanas que dieron su vida por la libertad y los derechos que hoy podemos disfrutar y ejercer y en un contexto donde parece que la Memoria Histórica debe ser, según algunas instituciones y partidos, algo menos importante», ha afirmado.

Más seguridad

Asimismo, ha indicado que se van a extremar las medidas de seguridad en el cementerio para impedir que se pueda acceder a él por el muro y también se va a instalar una cámara de vigilancia, una medida que sería clave a objetos de identificar al autor o los autores de un nuevo posible ataque.

Por su parte, la Plataforma por la Memoria Histórica de Cádiz ha mostrado también su preocupación porque los destrozos se hayan cometido en la zona donde se encuentran los restos de los represaliados franquistas. «Nos preocupa por el marco de incitaciones al odio y menosprecio a las víctimas del terror franquista en el que se produce», señala la plataforma en una nota de prensa.

La plataforma expresa su «más absoluto rechazo» al ataque vandálico ocurrido este pasado fin de semana en el antiguo cementerio de Cádiz, que está clausurado desde hace años y en el que se están realizando estos trabajos.