Ciclistas por el nuevo carril - A. VÁZQUEZ
EQUIPAMIENTOS

El nuevo carril bici de Cádiz ya funciona

El ramal está operativo desde primera hora de esta mañana

CÁDIZActualizado:

El nuevo tramo del carril bici de la ciudad ya ha entrado en funcionamiento. Justo este martes a primera hora de la mañana se permitía el acceso de las bicicletas por esta vía que discurre por la Avenida Amílcar Barca y el Paseo Marítimo, concretamente entre la Plaza Asdrúbal y la Glorieta Ingeniero La Cierva.

De esta forma se da un paso adelante en el pretendido objetivo de la sostenibilidad con la finalización de un trazado que forma parte del Plan Andaluz de Bicicleta y que contempla 21 kilómetros de itinerarios ciclistas por la ciudad tanto por el perímetro del casco histórico como por extramuros.

Las obras que comenzaron en diciembre de 2017 han finalizado según los plazos previstos. El proyecto de construcción ha tenido un importe de 2.097.434 euros y lo ha ejecutado la empresa adjudicataria Conservación, Asfalto y Construcción, S.A. (Conacon). Además de la vía ciclista también se ha terminado también la nueva señalización en esa zona.

La puesta en marcha de este tramo de carril bici ha supuesto asimismo una reordenación del tráfico por esta arteria de la ciudad. Ahora se ha dejado un solo sentido de la circulación, que es de salida de la capital, por lo que se produce mayor concentración de vehículos en la Avenida principal. Asimismo la línea 7 de autobús hay que recordar que ha sufrido variaciones en el sentido que discurre desde la glorieta Ingeniero la Cierva hasta Simón Bolívar ya que el trayecto de la línea se ha desviado por la calle Brasil hacia la Avenida y utiliza las mismas paradas que actualmente tiene la línea 1. Superadas las Puertas de Tierra, esta línea 7 de autobús urbano vuelve a su recorrido habitual hacia la calle Concepción Arenal y la avenida Campo del Sur.

La ejecución de este carril bici ha afectado también a la urbanización del acerado que ahora ha quedado con mayor anchura. Además todos los pasos peatonales se han sobreelevado para dar mayor seguridad a los peatones y calmar el tráfico.