Tribuna del Estadio Ramón de Carranza donde se espera instalar un hotel y zona comercial.
Tribuna del Estadio Ramón de Carranza donde se espera instalar un hotel y zona comercial. - LA VOZ
HOTEL EN EL ESTADIO CARRANZA

El hotel en la Tribuna del Carranza tendrá que esperar

Este miércoles se reúne la Mesa de Contratación para declarar «desierta» de manera oficial la subasta de enero

CádizActualizado:

Las posibilidades de que el equipo de Gobierno pueda iniciar en esta legislatura un nuevo procedimiento para la venta del módulo hotelero en la Tribuna del Estadio Carranza se reducen al mínimo. Este miércoles se reúne la Mesa de Contratación para declarar de manera oficial «desierta» la enajenación mediante subasta pública del módulo para hotel en la tribuna del Estadio Carranza, cuyo anuncio oficioso se realizó a principios de enero tras no concurrir ninguna empresa al concurso.

De esta manera, hoy se aprueba la propuesta que declara desierto el procedimiento, un paso indispensable para sacarlo de nuevo a licitación. Si el Gobierno local quisiera iniciar un concurso nuevo (sería el tercer intento de la legislatura) lo tendría complicado. Los plazos juegan en contra. En primer lugar, tendría que elevar dicha declaración al órgano de gobierno competente, es decir, al Pleno del Ayuntamiento. Con celeridad, podría llevarse por urgencia al próximo Pleno del 29 de marzo. En segundo lugar, se tendría que presentar de nuevo ante el Pleno municipal el expediente para iniciar un nuevo procedimiento. Cabe reseñar que el procedimiento de subasta para hotel en el Estadio ha ido a Pleno en las tres ocasiones anteriores, una bajo el gobierno del PP y las dos últimas, en la presente legislatura de Podemos y Ganar Cádiz.

La vía del Pleno extraordinario

En este trámite es dónde los plazos se presentan más apurados. Debido a las elecciones generales del 28 de abril, ese mes no habrá Pleno ordinario con lo cual la única opción que parece posible para el Ejecutivo de José María González Santos es la de convocar un Pleno extraordinario entre el 29 de abril y el 10 de mayo, último día antes del inicio de la campaña electoral de las elecciones municipales del 26 de mayo. Es decir, tendrían un margen de menos de dos semanas para convocar y aprobar en sesión plenaria extraordinaria otro procedimiento de subasta.

En esta tesitura, hay que añadir un obstáculo más a sortear: conseguir el respaldo de los grupos de la oposición. Cuanto menos no sería fácil que aceptaran que el equipo de Gobierno sacara a licitación en el último sprint de la legislatura una subasta de ese calibre económico (casi diez millones de euros) y esa complejidad técnica (elaboración de informes) a tenor de las deficiencias y objeciones que en este sentido se han dado en otras licitaciones menores anteriores estos últimos cuatro años.

Tarea del nuevo gobierno

Por tanto, se antoja más fácil deducir que la oposición vería más razonable que el nuevo gobierno que resulte tras los comicios de mayo sea quien apruebe el próximo procedimiento para implantar el uso hotelero en la Tribuna del Carranza.

Con el ánimo de encontrar nuevos inversores, en la última licitación se introdujeron cambios en la división del espacio del módulo a enajenar, reservando el 51 por ciento a uso hotelero y el 49 por ciento restante a usos comerciales y hosteleros. Esta modificación no surtió efecto y el pasado de enero no hubo ninguna empresa interesada. Como consecuencia, el Gobierno municipal comenzó a barajar otras posibilidades como una adjudicación directa u otras opciones que, en cualquier caso, no parece sencillo que prospere en lo que resta de etapa municipal.