CÁDIZ

Enfrentamiento epistolar entre Podemos y PSOE por la falta de diálogo

En los últimos días el Alcalde y el portavoz socialista se han cruzado misivas que han provocado un nuevo encontronazo y distanciamiento político

CádizActualizado:

Ya nadie escribe cartas. En el mejor de los casos, correos electrónicos y casi todo el mundo whatsapps. La mensajería instantánea ha enterrado el bohemio ejercicio de coger boli y papel para comunicarte con 'esa otra persona'. Menos en Cádiz. En los últimos días el alcalde, José María González, y el portavoz del grupo municipal socialista, Fran González, han recuperado el género epistolar y se han 'dedicado' sendas misivas para tratar asuntos municipales. Podría ser una original iniciativa educativa para fomentar la escritura entre los jóvenes pero se trata de un nuevo episodio de enfrentamiento entre el regidor gaditano y su asociado (que no socio) de gobierno.

El objeto de la polémica es la puesta en marcha de la Comisión Paritaria de Seguimiento del presupuesto municipal -tal y como acordaron ambos grupos municipales y Ganar Cádiz en abril- pero ahora ha quedado eclipsada por el intercambio de correspondencia entre los dos munícipes. El escrito de Fran puede que fuera el error de Fran. Por dos cosas. Una, por no medir las consecuencias. Y dos, por emplear un método de comunicación en el que González Santos se siente cómodo.

Lo cierto es que los demás grupos de la oposición asisten de público a este partido de tenis mientras los administrados, los ciudadanos de Cádiz, vuelven a ver como sus representantes públicos más cercanos se enzarzan en otra discusión infantil de patio de colegio originada -solo lo saben ellos- por querer ganar en originalidad al otro, por falta de sintonía política o diálogo, o más bien, por la cercanía de varios procesos electorales. En definitiva, los gaditanos salen perdiendo porque los desencuentros políticos zancadillean la gestión pública.

En cualquier caso, y con el espíritu del Congreso Internacional de Transparencia que comienza este miércoles en Cádiz, esta breve relación epistolar entre ediles merece que trascienda de los muros de San Juan de Dios a los ciudadanos.

Carta de Fran al Alcalde

El concejal del PSOE fue quien abrió fuego amigo sin calcular el recorrido que podría tener. Presentó su misiva en el Registro municipal el pasado 21 de septiembre para requerirle la reunión de dicha Comisión y lo hizo en un tono amable, cercano, con tuteo, escrita a ordenador pero encabezada con un «Estimado José María» a boli.

Tampoco era el Tratado de Versalles pero no faltaron alusiones al «espíritu del 13 de abril» (fecha en la que se sellaron el acuerdo para aprobar aprobar los presupuestos): «El pasado 13 de abril fue un buen día para Cádiz. Como recordarás, firmamos, en nombre de las fuerzas políticas que representamos, un acuerdo para sacar adelante el presupuesto del Ayuntamiento para el ejercicio de de 2018. Ambos sabemos que éste llegaba tras un proceso de negociación laborioso, complejo y también sincero», reza la carta.

Tras hablar de la importancia del presupuesto, Fran González entre en materia: «En esa misma línea de cooperación y trabajo común me dirijo a ti para proponerte retomar el espíritu del 13 de abril y continuar con el trabajo que entonces iniciamos por el buen gobierno de nuestra ciudad. En concreto, te solicito que, en base al acuerdo que firmamos ambos, la semana próxima, nos reunamos para poner en marcha la Comisión Paritaria de Seguimiento del Presupuesto Municipal (..)».

Y se despide depositando cordialmente el balón en el tejado de Kichi: «Confiando en que entiendas esta solicitud, y con el objetivo de realizar un servicio público a la altura de lo que mrecen los gaditanos y gaditanas, recibie un cordial y afectuoso saludo», termina la misiva.

Puede que el contenido no haya sido tanto el problema como la forma. «Eso me lo dices en el despacho, en el pasillo de Alcaldía, por teléfono o tomando un café donde Guillermo, hombre por favor», pensaría el primer edil a juzgar por su posterior reacción y respuesta a la carta.

Carta del Alcalde a Fran

El Alcalde respondió con otra carta (y visible enfado) a la petición recibida para convocar la Comisión. Esta segunda carta de González a González cambia el tono. Y lo eleva. Desde el encabezamiento se percibe lo que viene después. Del «Estimado José María» pasamos al «Estimado Fran González», ese matiz del apellido recorta cercanía y colegueo y anticipa que el relato que sigue no va cargado de buen rollo precisamente. A lo largo de toda la carta 'Kichi' dispara reproches políticos al portavoz hasta quedarse casi sin cartuchos. Comienza apelando al diálogo: «Bienvenido siempre el diálogo para sacar a Cádiz de la encrucijada donde el sectarismo del PP y el abandono del PSOE la colocaron...».

Primer dardo. Continua la carta apelando al diálogo «que se construye paso a paso» y enseguida lanza el segundo en el que define la acción de Fran González de «triquiñuela publicitaria»: «…Te digo esto porque pudiera pensarse nuevamente que, Fran este ofrecimiento a través de los medios, y más tarde por carta, pudiera parecer más una triquiñuela publicitaria que un intento real para dialogar». A partir de aquí empiezan los disparos a quemarropa en los que el alcalde critica al PSOE por apoyar a PP y Cs en diferentes asuntos, «bloquear» la acción de gobierno municipal, deber (la Junta de Andalucía) al Ayuntamiento 9 millones de euros y ser artífices de «postureos de campaña», en referencia a la carta de Fran.

Entre otros párrafos, íntegros, se puede leer: «Unos días extremais posturas, llegando incluso al insulto personal a algunos de nuestros concejales, otros clamáis por un diálogo que siempre os hemos ofrecido. ¿Dónde estáis? ¿Qué se os pasa por la cabeza cuando sacáis la cabeza de esa estrategia del enredo constante en la que os habéis metido para beneficiar a Ciudadanos y al PP?».

O también, «Resulta muy complicado valorar una propuesta de diálogo hecha por quien, de facto, se ha encargado de bloquear una parte no menor de la gestión de este Ayuntamiento. Te recuerdo, concejal, que fuisteis tú y tu partido quienes le disteis la televisión pública a Ciudadanos. Fran, Ciudadanos, el recambio derechista del PP, el mismo partido que os acaba de traicionar en la Junta, según decís, y a quien le cedisteis la Fundación Municipal de la Mujer».

En la carta, el González Santos aclara que se convocará la Comisión Paritaria de seguimiento del presupuesto en unas líneas, igualmente, cargadas de enfado y sarcasmo: «Claro que constituiremos la Comisión Paritaria de Seguimiento del Presupuesto Municipal, que se celebrará antes de que termine este mes, no porque lo plantees tú, estimado Fran, sino porque es lo que toca y lo que firmamos».

Respuesta de Fran

Tras la carta de Kichi, Fran González respondió con una nota de prensa (el ambiente no estaba para mandar más cartas) en los mismos términos, o incluso más duros que los del alcalde. En el comunicado pedía al regidor gaditano «menos retórica y más hechos» al tiempo que lamentaban que «el que llegó con la soluciones para todos no ha sido capaz de poner en marcha una sola medida importante en materia de empleo, vivienda o protección social en Cádiz».

En dos folios se pueden contar varios reproches y acusaciones al partido morado o a Kichi. Desde: «No estamos acostubrados a tanta diligencia, más bien a que todos los asuntos se eternicen», hasta«... ya sabemos que su gobierno se ha basado en generar polémicas absurdas para no abordar las prioridades de Cádiz» o «Le recordamos, una vez más, que la alianza que tenemos los socialistas en con nuestra ciudad. Posibilitamos el cambio tras 20 años de gobierno de la derecha, pero eso no suponía desde luego apoyar todas las temeridades que han emprendido en estos años. Ya es hora de dejar de lado el victimismo y las polémicas y comenzar a trabajar de verdad», termina la carta.

El pasado lunes se publicaba un estudio sobre las relaciones de pareja en España e indicaba que la media duraba 16 años antes de la ruptura. A la relación de los dos González puede que les sobre alguna legislatura, o quizás, nervios preelectorales.

Dice Gonzalo Pontón en su libro 'Correspondencias. Los orígenes del arte epistolar en España', que las cartas a lo largo de la Historia han tenido una función de «puente en el vacío que separa a dos personas». Quizás el puente entre Fran y Kichi cada vez se parece más al de Calatrava en Venecia.