Manuel Carrasco, en su concierto de la gira 'La cruz del mapa'. - A. V.
Muere Juan Carlos Aragón

El emotivo homenaje de Manuel Carrasco a Juan Carlos Aragón en su concierto en Cádiz

El cantante interpreta coplas de 'Los condenaos', 'La banda del Capitán Veneno' o 'Los Yesterday'

CádizActualizado:

Manuel Carrasco llegó a Cádiz en un día de luto en la ciudad por la muerte de Juan Carlos Aragón. Apenas unas horas después de que todo Cádiz rindiera una dolorosa despedida al Capitán Veneno en el Gran Teatro Falla, el cantante onubense tenía la difícil tarea de subirse al escenario y levantar el ánimo a todos los que aún lloran la pérdida de su figura. Por eso, el concierto de ayer no fue nada fácil para un artista que además es un enamorado del Carnaval de Cádiz.

Sin embargo, el artista respondió a la altura de la situación, haciendo lo que mejor sabe hacer, cantar. Si el único consuelo posible ante una pérdida irreparable son los recuerdos, Carrasco fue el primero en tomar la bandera y presentar al público el gran legado que ha dejado Juan Carlos Aragón a su ciudad, sus coplas.

Así lo reconocía el propio cantante. «La mejor manera es cantar algo y homenajear una vez más al poeta con letras que nos van a acompañar toda la vida porque los poetas nunca mueren, los poetas se quedan en el corazón para siempre». Y así comenzó el artista onubense su recital de coplas juancarlistas, interpretadas con más emoción que nunca, y sientiendo cada una de las palabras que dejó escritas Juan Carlos Aragón.

Recital juancarlista

Tras un emotivo prólogo en el que Carrasco interpretó el pasodoble 'Yo me enamoré de ti' de 'Los inmortales' para explicar su admiración por el Carnaval de Cádiz, el artista siguió dando pintadas juancarlistas a su concierto interpretando desde la comparsa 'Los condenaos', pasando por 'La banda del Capitán Veneno' o la mítica chirigota de 'Los Yesterday', que horas antes había puesto el corazón en un puño a todo Cádiz sonando frente al féretro de Juan Carlos Aragón desde las gargantas rotas de su chirigota.

Pequeños detalles que hacen grande a un artista que se ha convertido en uno de los grandes admiradores del Carnaval de Cádiz. Por eso, Carrasco también quiso levantar su guitarra al cielo, en un último recuerdo a quien le enseñó a admirar la copla.