Interior del yacimiento Gadir.
Interior del yacimiento Gadir. - A.V.
CONTRATACIÓN MUNICIPAL

La casualidad evita el cierre de Gadir

El Ayuntamiento sacó a licitación tarde el nuevo contrato al que solo se ha presentado una empresa

CádizActualizado:

Si hoy viviera el fenicio gaditano Mattan, cuyo esqueleto datado en torno al 720 antes de Cristo descansa en el yacimiento Gadir, no ganaría para sustos. Esta semana el yacimiento arqueológico, situado bajo el Teatro de Títeres de la Tía Norica, vuelve a esquivar por segunda vez en tres meses su cierre. El origen del problema ha vuelto a estar en el retraso en la licitación de la nueva concesión por parte del equipo de Gobierno y, en esta ocasión, la casualidad permitirá que el yacimiento pueda abrir en abril.

La explicación es sencilla y tiene su propia cronología. El pasado 24 de marzo venció el contrato puente que el Consistorio suscribió a principios de enero con la empresa concesionaria, ‘Tripmilenaria’. El Ayuntamiento hizo precisamente este contrato como única fórmula posible para evitar el cierre de las instalaciones ya que la concesión (que ya estaba prorrogada) a la empresa finalizó el 31 de diciembre sin que el Gobierno municipal sacara a licitación un nuevo contrato.

La duración del contrato puente (del 1 de enero al 24 de marzo, e improrrogable) fue la que calculó el propio equipo de Gobierno en base al tiempo que interpretó que tardaría en licitar y adjudicar el nuevo contrato. No fue hasta mediados de febrero cuando la Junta de Gobierno Local aprobó los pliegos de cláusulas administrativas y técnicas para la nueva gestión de Gadir (visitas, la atención al público y mantenimiento arqueológico), lo que situaba la fecha de adjudicación del mismo a principios de mayo. Es decir, todo el mes de abril Gadir se mantendría cerrado al público, lo que incluiría la Semana Santa, una de las fechas que más visitas registra las instalaciones arqueológicas.

Reducción del plazo de adjudicación

La fortuna visitó el viernes, 29 de marzo, al equipo de Gobierno. Era la fecha de celebración de la mesa de contratación, es decir, donde se sabría cuántas empresas se presentaban al concurso para hacerse con el servicio de gestión integral del yacimiento arqueológico. El resultado es que sólo se presentó una empresa, la misma que ha desarrollado esa tarea los dos últimos años y tres meses.

Al concurrir una única empresa -un hecho con el que no cuenta ninguna administración a la hora de licitar un contrato- los plazos pueden reducir ostensiblemente pasando de más de un mes (plazo ordinario) a muy pocos días. En caso de haberse registrado varios aspirantes, el procedimiento elevaría a, al menos, 35 días el tiempo necesario para efectuar la adjudicación que, en este caso, hubiera sido el mes de mayo. Al solo haber una empresa interesada, la misma que ha gestionado este equipamiento cultural (Tripmilenaria), en esta misma semana estará todo resuelto y probablemente Gadir abierto y en funcionamiento.

Plazos «muy ajustados»

Desde la empresa Tripmilenaria critican «los plazos muy ajustados» que emplea el Ayuntamiento de Cádiz y reconocen que «el yacimiento podría haberse quedado cerrado todo el mes de abril si se hubieran presentado más aspirantes. Desde la empresa se muestran contrarios al cambio de encomienda que sufrió el yacimiento el otoño pasado cuando pasó de estar tutelado por la empresa Cádiz 2012, que dirige el teniente de alcalde David Navarro, a depender de la delegación municipal de Turismo.

También critican que en su momento el equipo de Gobierno no hubiera optado por un «pliego continuo», lo que hubiera evitado las amenazas de cierre de esta destacada instalación cultural de la ciudad. Este nuevo bache en la delegación de Contratación pone de relieve el caos en la gestión municipal en materia de Contratación que critica la oposición y que acumula nuevos casos.

Este último ejemplo se ha producido a pesar de que en febrero, cuando se anunció la aprobación del nuevo pliego, el equipo de Gobierno se refirió al contrato como «muy importante por la relevancia del yacimiento» y «por la promoción del patrimonio histórico de la ciudad».

Atractivo turístico

Este equipamiento cultural es uno de los más visitados de la ciudad por detrás del castillo de Santa Catalina, la Catedral y el Museo de Cádiz y hace menos de un año formaba parte de la oferta turística que el equipo de Gobierno llevó a la Feria Internacional de Turismo (FITUR) bajo la bandera del patrimonio, la historia y la cultura de Cádiz los doce meses del año.

El yacimiento se sitúa a nueve metros de profundidad del teatro de Títeres La Tía Norica. En él se localizan diversos restos arquitectónicos de viviendas que demuestran la existencia de la fundación de Gadir a finales del siglo IX a.C. y están datados como los más antiguos de la cuenca occidental del Mediterráneo. Destaca el trazado de calles, restos de ocho viviendas, utensilios del siglo IX a.C. y una factoría de salazones romana.