JANDA

Barbate clama por la situación desesperada de los inmigrantes

El alcalde barbateño, Miguel Molina, pide al Gobierno que destine recursos «lo antes posible» para atender a las miles de personas que están llegando a las costas

Actualizado:

Miguel Molina, alcalde de Barbate del Partido Andalucista, ha advertido de que el pabellón municipal del municipio alberga actualmente a más de 300 personas llegadas en pateras, de las que en torno a cien son menores. Así, tras señalar que no tienen recursos para cubrir las necesidades de estar personas, ha pedido al Gobierno que ponga recursos «lo antes posible».

En declaraciones a los periodistas, Molina recordó que el Gobierno les pidió que habilitaran el pabellón municipal, lo cual han hecho «con buena fe». «Dimos el compromiso de que abríamos el pabellón en calidad de acogidos, no de detenidos», señaló el alcalde, que recordó que «la mayoría de la gente que está ahí tiene destino, familiares en Almería esperando a recoger a niños suyos». Molina afirmó que no tienen recursos para poder cubrir las necesidades de las personas que están llegando y ha advertido de que «ya hay más de 300 personas en el pabellón municipal, y como están colapsado prácticamente todos los centros en Andalucía, esto va a ir a más».

Llamiento oficial

«El Gobierno tiene que tomar medidas importantes. Ya dijimos hace ocho meses que íbamos a tener un verano con bastantes inmigrantes, porque esto no es algo nuevo», señalaba Molina, que indicó que el ministro del Interior, Fernando Grande–Marlaska, lo ha telefoneado y le ha dicho que vendrá por la zona la próxima semana.

No obstante, tras agradecerle la buena voluntad, el alcalde de Barbate pidió «que pongan los recursos lo antes posibles, porque hay menores que no pueden estar reunidos con mayores y no hay atención psicológica y sanitaria, no hay atención personalizada».

«Lo ideal es que la Policía Nacional esté identificando ya a la gente para que se puedan ir marchando, porque ellos no vienen para estar en un pabellón, la mayoría tiene destinos previstos», ha manifestado el alcalde barbateño, que ha concluido que «el Gobierno, igual que ha tenido sensibilidad con el Aquarius, aquí tenemos uno toda la semana». «Queremos que los derechos se cumplan», finalizó.

Por su parte, en declaraciones a los periodistas, el jefe de Protección Civil de Barbate, Juan Antonio Marin, explicó que en total se han contabilizado unas 314 personas entre hombres, mujeres y niños, a los que hay que sumar otros 35 menores llegados en las últimas horas. Además, dijo que entre estos se encuentran tres bebés, el más pequeño de cuatro meses de edad.

Según indicó, la mayoría son magrebíes que se encuentran en buen estado de salud, salvo por algunas quemaduras que presentan. Además, añadió que tras permanecer en el pabellón varios días, empiezan «a quejarse de mareos y dolores de cabeza y espalda por estar durmiendo en el suelo». No obstante, dejó claro que durante su estancia se les ofrece «agua, mantas y comida».

Asimismo, comentó que debido a la llegada continua de pateras a los puertos de Tarifa y Algeciras, la derivación de los inmigrantes a Barbate es continua con el fin de dejar aquella zona «más libre» por ser «el punto más caliente» de la costa.