Sociedad

Todo lo que tienes que saber sobre la peligrosa legionela

Un hombre falleció este pasado martes por un nuevo brote de legionelosis en Mollet del Vallès

Un investigador muestra un cultivo de legionela
Un investigador muestra un cultivo de legionela - ABC
A. C. Madrid - Actualizado: Guardado en:

La muerte de un hombre de 89 años en Mollet del Vallés a causa de la legionela ha vuelto a disparar las alarmas en Cataluña, que ya ha sufrido tres brotes (con dos muertos) en el último mes. La responsable del departamento de Sanidad Ambiental de Rentokil Initial, Ana Carmen Aguirre, responde a las preguntas clave para prevenir esta enfermedad.

¿Qué es la legionela y cómo se produce?

La legionela es una bacteria en forma de bacilo que pertenece a la familia Legionellaceae, de la que se conocen alrededor de 30 especies. La llamada Legionella pneumophila es la responsable de más del 90% de las infecciones. Se encuentra asociada a ambientes acuáticos (ríos, lagos, etc.), aunque pueden pasar a los sistemas de suministro de agua, llegando a colonizar las redes de distribución de los edificios, pudiendo penetrar en nuestro sistema respiratorio a través de aerosoles.

¿Dónde podemos encontrar la bacteria?

Las instalaciones que pueden ser fuente de contaminación son aquellas que acumulan agua, y que tras ser colonizadas por legionella, favorecen su proliferación y producen aerosoles, como por ejemplo: red de agua caliente sanitaria, torres de refrigeración, bañeras de hidromasaje, fuentes ornamentales, túneles de lavado, humidificadores ambientales…

¿Qué enfermedad provoca exactamente?

La más conocida es la enfermedad del legionario o legionelosis, una infección respiratoria severa que puede implicar neumonía. El 20% de los casos de neumonía está provocado por esta bacteria. La otra enfermedad que causa es mucho menos grave. Se trata de la fiebre de Pontiac.

¿Cuáles son los síntomas y el pronóstico de recuperación?

El pronóstico es muy desigual y depende de la enfermedad. La legionelosis incluye fuertes dolores de cabeza, fatiga, pérdida de peso, dolor muscular y fiebre, además de episodios de tos. La bacteria puede atacar a los pulmones y desarrollar así neumonía. Para su curación son necesarios antibióticos.

En cuanto a la fiebre de Pontiac los síntomas son fiebre alta y dolor muscular y suele desaparecer sola.

¿Es una enfermedad preocupante en nuestros días?

Actualmente la infección es controlable tomando las medidas adecuadas, especialmente en la vigilancia de edificios y zonas donde la bacteria se suele esconder. Como para todas las infecciones, llevar una vida sana es la mejor forma de prevención.

¿A qué sector de la población afecta más fácilmente?

Las personas con deficiencias inmunes son las más propensas a contraer la enfermedad, dándose en estos casos un 15% de tasa de mortalidad. Ataca con más fuerza a ancianos o enfermos con otras dolencias. También tienen más riesgo las personas fumadoras, aquellas con enfermedades pulmonares crónicas o sometidas a trasplantes, etc. De todos modos, el riesgo de contraer la enfermedad dependerá de la concentración de bacterias en el aerosol que se inhale, el tiempo de exposición y la susceptibilidad de los sujetos expuestos.

¿Hay especial incidencia en alguna zona geográfica?

Algunos estudios han analizado el patrón espacial de la legionelosis comunitaria en España, y han descubierto que existen zonas de mayor riesgo en el eje norte-este de la Península.

¿Cuál es la mejor forma de prevención?

Para prevenir la legionelosis hay que actuar sobre tres etapas: La vía de entrada, controlando la calidad del agua de entrada a la instalación; su multiplicación en el interior de la misma, controlando la temperatura y presencia de nutrientes; su aerosolización, controlando la generación y el vertido de aerosoles .

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios