Sancionan al jefe del 112 que discutió con los atrapados del Angliru: «Esperamos que ya no se falte al respeto»

Le amonestan con una falta leve tras discutir por teléfono con unos jóvenes que habían quedado atrapados con su vehículo

Actualizado:

La dirección del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha decidido sancionar con una falta leve, que implica amonestación o apercibimiento, al jefe de sala del 112 Asturias que discutió por teléfono con unos jóvenes que habían quedado atrapados con su vehículo tras subir a El Angliru (Riosa) en pleno temporal de nieve. «Señor, somos mayorinos ya para saber lo que hacemos, ¿eh?», es una de los apercibimientos que hizo.

El incidente tuvo lugar en enero de este año, cuando siete jóvenes asturianos decidieron subir de madrugada en un todoterreno al conocido alto, a pesar de las condiciones meteorológicas. Sin embargo, las condiciones empeoraron, nevó más, y quedaron atrapados. Dos de ellos bajaron a pie, mientras el resto permanecieron en el vehículo hablando con el 112 solicitando que les rescatasen.

El joven Héctor Carballo era quien, en la madrugada del 7 de enero, conducía el vehículo que quedó completamente cruzado en la zona conocida como La Cueña de les Cabres, a cuatro kilómetros del área recreativa de Viapará. Había una inclinación superior al 23%. Estuvieron atrapados por la nieve durante ocho horas, desde las tres de la mañana. «No hemos vuelto a subir», confesaba ayer el conductor implicado y coprotagonista de la conversación con el jefe de sala del 112, según informa «El Comercio». Sobre la sanción, dijo que lo sucedido «ya está completamente olvidado, poco nos importa ya ese problema». Pese a ello, sí considera acertado que el servicio de emergencias «por lo menos le dé un aviso, para que no se vuelvan a reproducir este tipo de actitudes con otras personas que llamen a ese teléfono».

Las grabaciones de la polémica

Fueron los propios afectados los que grabaron las conversaciones y decidieron hacerlas públicas. A partir de ese momento se generó una intensa polémica entre los que criticaban la imprudencia de los chicos por haber subido con aquellas condiciones y quienes insistían en que el comportamiento de los responsables del 112 no era el adecuado para un servicio público de rescate.

«Señor, somos mayorinos ya para saber lo que hacemos, ¿eh?», es una de los apercibimientos que se le escucha realizar al jefe de sala en la conversación publicada. Los jóveness insistían en que no podían bajar caminando porque no tenían suficiente ropa de abrigo, mientras que el responsable alegaba que ellos sabían a lo que se exponían y que dos compañeros sí habían bajado.

En el marco de la discusión, cuando el jefe de sala les reprochaba haber subido con un coche esas circunstancias, su interlocutor replicó que era un vehículo cuatro por cuatro. «Cuatro por cuatro, dieciséis, sí, venga, venga buenas noches, señor», reaccionó el jefe de sala. Finalmente, consiguieron bajar ayudados por otro usuario.

Después de trascender la conversación el SEPA decidió abrir un expediente informativo al jefe de sala. El consejero de Presidencia y Participación Ciudadana del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, explicó el 10 de enero que se le había abierto el expediente al funcionario por las expresiones empleadas durante la conversación. Reconoció que alguna de sus respuestas no fueron las más adecuadas.

Así, según han confirmado fuentes oficiales a Europa Press, la apertura del citado expediente han derivado, en el mes de marzo, en una falta leve con amonestación o apercibimiento.

Más información en «El Comercio»