Un hombre se protege con un paraguas de la ventisca y la nieve que está afectando a Ávila. | Vídeo: Así vivió Madrid la jornada de Nieve. / Sara Campos - EFE

Lo peor del gélido temporal está por llegar: el viernes se puede iniciar otro episodio de nevadas

La nieve remite estos días y las temperaturas descienden, pero la Aemet avisa de la posible llegada de más nevadas el fin de semana

Actualizado:

La estampa blanca colgada en el perfil de una red social o divulgada por los circuitos internos de WhatsApp dejó ayer de ser noticia muy pronto. Poco después de amanecer, el país entero ya era un enorme manto blanco tras el temporal que barrió la Península.

El anticipo ya se había vivido el fin de semana, auténticamente invernal, con frío y nevadas copiosas. Y así amaneció igualmente el lunes, un episodio gélido que nos acompañará toda la semana. Las nevadas, no obstante, comienzan a remitir hoy mismo, salvo en las comunidades cantábricas y el cuadrante noreste donde se mantendrán hasta el jueves, incluso en cotas muy bajas, de 300 metros.

Aunque la nieve se disipa, la mala noticia es que el ambiente será gélido en los próximos días. Los cielos despejados que van a imperar provocarán una caída significativa de los termómetros. «Las abundantes nevadas dejan paso heladas generalizadas en casi toda la Península», explica Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Para hoy la Aemet mantiene activados los avisos amarillos en Castilla-La Mancha por temperaturas mínimas, que oscilarán entre 4 y 7 grados bajo cero; Castilla y León, salvo Valladolid, con mínimas de -6º y -8º en Ávila; Madrid, entre 4 y 6 bajo cero; Lugo y Orense, 6-7 grados bajo cero; y La Rioja, con -6º. Mañana, el panorama helador es similar para estas zonas, pero se suman Granada y Jaén (-4º); las tres provincias aragonesas, con 4-6 grados bajo cero; el interior de Barcelona, Gerona y Lérida (4-6 grados bajo cero), y el interior de Alicante y Valencia, con -4º.

«Vamos a pasar de temperaturas diurnas muy bajas, como las de estos días, porque está nublado y nevando, a que sean las mínimas las que desciendan, porque las noches van a empezar a quedar despejadas y la cobertura de nieve favorece heladas muy intensas», detalla Gutiérrez.

La máxima no supera los 5º

Las heladas serán generalizadas en la Península pudiendo incluso afectar a zonas litorales del norte y este. Las temperaturas mínimas podrían alcanzar valores por debajo de -5 º en amplias zonas del interior, excepto en el cuadrante suroeste, e incluso por debajo de -10º en zonas altas de la mitad oriental. Las máximas quedarán por debajo de 5º, excepto en el suroeste. Aunque a partir del viernes hay más incertidumbre en la previsión, desde Aemet avisan de que en principio no se espera que las temperaturas vayan a recuperarse y es posible que el viernes pueda iniciarse un episodio de nevadas en gran parte de la Península.

Se trata del episodio de frío y nieve más intenso de lo que llevamos de invierno. Y el peor temporal se ha producido por una configuración de altas presiones en el Atlántico y bajas presiones en el Mediterráneo, lo que ha creado un pasillo por donde ha entrado aire del Norte, frío y húmedo. Eso dio lugar a las primeras nevadas del fin de semana, y después, la situación se magnificó por una perturbación en el sureste peninsular que trae aire húmedo. Este fenómeno favorece, junto con la presencia del aire frío, las precipitaciones en forma de nieve en cotas bajas en amplias zonas de la Península.