Sociedad

El Papa, Ban Ki-moon y el presidente del COI inauguran el congreso por la humanidad y la limpieza del deporte

Francisco: «Hay que proteger el deporte de la explotación comercial y erradicar toda forma de corrupción»

El Papa, Ban Ki-moon y el presidente del COI inauguran el congreso por la humanidad y la limpieza del deporte
Juan Vicente Boo Corresponsal En El Vaticano - Actualizado: Guardado en:

El Papa Francisco, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el presidente del Comité Olímpico Internacional han inaugurado el miércoles en el Vaticano un congreso mundial de altos responsables deportivos para humanizar el deporte y liberarlo de la explotación comercial y la corrupción. El encuentro ha comenzado con un vistoso desfile de atletas olímpicos y paralímpicos en el Aula de las Audiencias.

Una alianza entre el Papa, Naciones Unidas y el COI, en la que participan también representantes de las grandes religiones mundiales, era impensable hace algunos años, pero el liderazgo mundial de Francisco en todos los terrenos humanitarios está convirtiendo el Vaticano en un manantial de iniciativas para el bien del planeta, desde la encíclica ecológica contra el calentamiento global hasta la campaña para eliminar el tráfico de personas y la esclavitud contemporánea.

En la apertura del congreso «El deporte al servicio de la humanidad», el Papa ha recordado que «el lema olímpico ‘altius, citius, fortius, es una invitación a desarrollar los talentos que Dios nos ha dado. El deporte nos entusiasma, nos asombra y nos hace sentirnos orgullosos».

Y ha hecho notar que «hay una gran belleza en la armonía de ciertos movimientos o en la fuerza del juego de equipo. Cuando es así, el deporte supera el nivel físico y nos lleva al terreno del espíritu».

Al mismo tiempo, de modo muy realista, Francisco ha subrayado la necesidad de «proteger al deporte de la manipulación y de la explotación comercial” y de “erradicar toda forma de corrupción”.

Delante de su secretario general, Ban Ki-moon, el Santo Padre ha elogiado a Naciones Unidas por liderar «la campaña contra el cáncer de la corrupción en todos los ámbitos de la sociedad».

En el congreso, que continuará hasta el viernes, participan pesos pesados del deporte profesional como John Mara, presidentes de los Giants de Nueva York, o Ivan Gazidis, presidente del Arsenal; altos cargos gubernamentales como Linda Cathrine Hofstad Helleland, ministra de Cultura de Noruega; los organizadores de los Juegos Paralímpicos y promotores de actividades humanitarias en torno al deporte como Mel Young, presidente de la Homeless World Cup, en la que han participado cien mil personas sin techo.

El Papa ha comentado que, junto al deporte profesional «hay también el deporte aficionado, recreativo, que permite a todos mejorar la salud y aprender a trabajar en equipo. A saber ganar y a saber perder».

Socio del San Lorenzo

Francisco sigue siendo socio, de carnet y de pago, del San Lorenzo de Buenos Aires, un equipo mucho más modesto que el River Plate, pero que ganó en 2014 la Copa Libertadores de América.

La característica más atractiva de este congreso tan original es la alta participación de líderes humanitarios como el futbolista paquistaní Kashif Siddiqi, fundador de “Football for Peace” y de campeones olímpicos y paralímpicos dedicados a causas humanitarias.

La humanización mejora el deporte, y los ejemplos son abundantes. El embajador del Comité Olímpico Internacional ante Naciones Unidas, Mario Pescante, ha recordado que en Río de Janeiro «el equipo olímpico de refugiados fue el que obtuvo más aplausos, y esto ha sido un mensaje fuerte».

El congreso tiene como objetivo buscar métodos prácticos para reforzar la presencia de seis elementos en el mundo del deporte: compasión, respeto, amor, cultura, equilibrio y alegría.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios