Sociedad

Un niño con autismo, a punto de morir por un cóctel de tratamientos de medicina alternativa

El pequeño, de cuatro años, tomaba hasta doce suplementos facilitados por un naturópata en Londres

Vitaminas, sales de Epsom , leche de camello son algunos de los compuestos que se le prescribió
Vitaminas, sales de Epsom , leche de camello son algunos de los compuestos que se le prescribió - ABC
ABC Madrid - Actualizado: Guardado en:

Uno de los errores más extendidos entre los seguidores de la medicina alternativa es que lo peor que puede ocurrirles es que el tratamiento no les funcione porque como es natural no les puede hacer ningún daño. Eso es lo que pensaron los padres de un niño de cuatro años con autismo de Londres. Acudieron a un naturópata en busca de una terapia eficaz que no encontraban en la medicina tradicional.

Durante meses trataron a su hijo con hasta doce compuestos. Entre ellos vitamina D, leche de camello, plata y sales de Epsom, una forma cristalizada de sulfato de magnesio que se recomienda como alivio para problemas tan dispares como el estreñimiento, la diabetes o el autismo.

El pequeño los tomó hasta que tuvo que ser ingresado en el Hospital Newham de Londres después de tres semanas de vómitos, deshidratación y pérdida de peso.

Toxicidad a la vitamina D

Los médicos trataron sus síntomas hasta que después de varios días de ingreso, la madre comentó a los médicos cómo su hijo tomaba estos suplementos. Entonces descubrieron que su paciente había desarrollado una toxicidad a la vitamina D que le había provocado una acumulación muy peligrosa de los niveles de calcio, conduciéndole a una situación fatal.

Con una hiperhidratación y medicación apropiada, los médicos del Newham lograron estabilizarlo. El niño se recuperó dos semanas después y ahora sus médicos han publicado el caso en la revista «British Medical Journal».

La publicación es también una llamada de atención para los padres que buscan una falsa esperanza en tratamientos complementarios, para los que no existe una regulación.

Hace seis años, un informe australiano advirtió de que algunos remedios de la Medicina Alternativa pueden ser fatales para los niños.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios