FOTOS: EFE

«La Manada femenina» corta la Gran Vía y protesta por los «abusos patriarcales» en el juicio de Pamplona

«Yo te creo, compañera» y «Si tocan a una, tocan a todas» son las consignas coreadas a favor de la joven madrileña que denunció por violación a cinco muchachos sevillanos

MadridActualizado:

Cientos de personas se han concentrado esta tarde en Madrid, frente al Ministerio de Justicia, para protestar contra los «abusos patriarcales» que entienden que se están produciendo en el juicio por la violación grupal denunciada por una joven madrileña en los sanfermines del año pasado. Convocados por asociaciones feministas, los asistentes a la protesta han criticado que el juez encargado de este caso haya aceptado incorporar a la causa un informe realizado por detectives privados y encargado por las defensas sobre la vida de la víctima.

De esta forma, han acusado a la Justicia de ser «cómplice» de los agresores y han gritado que «a quien se juzga no es a la víctima», así como «jueces machistas, fuera del juzgado». «Yo te creo, compañera», «No queremos ser valientes, queremos ser libres», «No es no, lo otro es violación», «Basta ya de violencia patriarcal» y «Si tocan a una, tocan a todas» han sido las consignas más coreadas durante la protesta.

La concentración ha comenzado poco antes de las seis de la tarde, vigilada en todo momento por un amplio dispositivo policial. El número de personas frente al Ministerio ha obligado a cortar al tráfico la calle San Bernardo, junto a la céntrica arteria de la Gran Vía de la capital, y algunas de las calles aledañas.

En las pancartas que se han exhibido en la concentración figuraban mensajes como «Yo te creo», el más numeroso, «La manada somos todas», «Vivas y libres, así nos queremos» y «No estás sola».

El juicio contra los cinco acusados de violar en grupo a una mujer en la madrugada del 7 de julio de 2016 se está desarrollando estos días a puerta cerrada en el Palacio de Justicia de Pamplona.

Los acusados se enfrentan a penas de 22 años y 10 meses de prisión por parte de la Fiscalía y mayores penas tanto por la demandante como por el Gobierno Foral y el Ayuntamiento de Pamplona por un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y otro por robo con intimidación.