Vídeo: La nieve deja atrapados durante horas a cientos de vehículos en la A-6 y la AP-61 - ATLAS

El ministro de Fomento anuncia que se abrirá un expediente a Iberpistas, la concesionaria de la autopista AP-6

Íñigo de la Serna ha indicado que comparecerá en el Congreso de los Diputados a causa de los incidentes en las carreteras

Actualizado:

Todavía con varios tramos de la red vial y puertos, como el de Honduras (en Cáceres), intransitables por la intensísima nevada caída desde ayer sábado en gran parte del país. A estas horas se puede decir que la virulencia de la nevada ha pillado por sorpresa a las autoridades y a miles de conductores. Bien es cierto que desde el pasado jueves, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y la Dirección General de Tráfico (DGT) el viernes, avisaron del peligro que podría suponer el temporal que se advertía para el fin de semana en parte de la Península, pero no lo es menos que la coincidencia del día de Reyes en sábado, el regreso de las vacaciones postnavideñas y la tibieza, en opinión de muchas personas, de los avisos que informaban del frente frío han hecho de este fin de semana un caos en las carreteras nacionales. Y el éxodo en el asfalto va a dejar paso a la tormenta política.

Las peticiones de responsabilidad no han tardado en aparecer y apuntan, en este orden, al Ministerio de Fomento y al de Interior, así como a la empresa concesionaria del peaje de la AP-6, que debía velar por su mantenimiento, Iberpistas (Abertis). Cabe recordar que la concesión de la AP-6 recayó en Iberpistas, sociedad concesionaria propiedad de Abertis, que se halla en plena incertidumbre sobre su control tras la opa lanzada por ACS y la italiana Atlantia. Se da la circunstancia, además, que la concesión de este peaje caduca el próximo 30 de enero, según la información recabada por ABC, y cambiaría de titularidad a otra filial de la propia Abertis. El ministro titular, Íñigo de la Serna, ha anunciado la apertura de un expediente a esta empresa por el caos desatado este fin de semana en la autopista.

Si en enero de 2009 fue el PP el que encabezó el huracán político en contra de la gestión de Magdalena Álvarez al frente del Ministerio de Fomento de la copiosa nevada acumulada a finales de mes y que causó que varias autopistas como la A-2 y la A-3 se convirtieran en una ratonera de vehículos atrapados, ahora se han dado la vuelta las tornas y son Podemos, Izquierda Unida y el PSOE los que van a pedir la comparecencia inmediata en el Congreso de los Diputados del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, por el caos registrado la pasada madrugada en la AP-6.

Como se ha contado en directo en ABC.es, miles de vehículos, entre 3.500 y 4.000, se han quedado atravesados en una autopista de peaje donde los conductores han pasado trece horas (algunos afectados confesaron haber estado hasta dieciocho-veinte horas) sin agua, ni gasolina, ni víveres, ni en muchos casos información. Esta es la principal queja de decenas de familias que adelantaron su regreso a la capital el sábado, por los avisos de nieve activados para el domingo, y que han tenido que ser rescatados por el Ejército (la Unidad Militar de Emergencias) en varios tramos de la autopista, sobre todo a la altura de Los Ángeles de San Rafael y El Espinar (en Segovia), en ambos sentidos. No ha sido hasta las 13.00 horas de este domingo cuando han desaparecido los últimos vehículos escorados en la carretera.

En este punto un camión quedó atravesado por la nieve en plena autopista y de ahí, uno tras otro, fueron quedándose varados los vehículos. Decenas, cientos de ellos. La noche cayó y la indignación, como se observa a través de los testimonios recabados y plasmados también en las redes sociales como vía de escape al rubor, fue in crescendo a medida que pasaban las horas.

Boletines y teléfono 011

Desde la Dirección General de Tráfico informan a este periódico que el aviso por temporal se comunicó el pasado viernes y durante todo el sábado los boletines informativos fueron puntuales, cada hora. Además, vía Twitter el director general, Gregorio Serrano, se mantuvo al frente de las informaciones que transmitía el Centro especial de Gestión de la DGT, que ha operado toda la noche. Para hoy, la DGT ha recomendado no ponerse al volante de sus vehículos y aconseja no ponerse en circulación en ningún caso hasta que no se vea la evolución del temporal.

No obstante, muchos conductores se quejan de falta de información de este organismo. Según este departamento, la ciudadanía puede informarse en todo momento en los paneles de mensaje variable ubicados en las carreteras, así como en los boletines de radio de las distintas emisoras, el teléfono 011, en su página web www.dgt.es, y en las redes sociales. Esta es la competencia que se requiere a Tráfico, alegan fuentes de este departamento.

Más de doce euros de peaje, ¿para qué?

Por ello, las voces de la oposición (Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ya lo han hecho a través de sus cuentas personales en Twitter) viran la petición de responsabilidades hacia el organismo encargado de la gestión de las carreteras, el Ministerio de Fomento, y también a la concesionaria, Iberpistas. Muchos han sido los conductores que después de haber pagado más de doce euros de peaje, se quejan de la falta de previsión y mantenimiento en la autopista principal. Y, según el contrato de la concesionaria, esa es competencia de la empresa privada con la concesión del peaje, la sopciedad de Abertis.

Desde el Ministerio de Fomento la comunicación de que había preparadas en la tarde del sábado más de mil máquinas quitanieves para intervenir en las carreteras de las ocho comunidades afectadas por la intensa nevada -Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja y Madrid- se produjo pasadas las 18.00 horas de ayer, cuando el temporal arremetía ya con suma fiereza. Según los testimonios recabados, ese dispositivo comenzó demasiado tarde, en zonas, como Soria, Segovia y Logroño, donde nevaba desde las 2.00 horas de la noche anterior, la del viernes al sábado, por lo que muchas vías de la red secundaria ya eran prácticamente intransitables cuando reaccionaron las autoridades estatales. Los medios regionales se vieron también desbordados y se pidió ayuda al Estado.