Jorge y Marisa Mendes junto a Cristiano Ronaldo
Jorge y Marisa Mendes junto a Cristiano Ronaldo - ZUMAPRESS

Marisa Mendes, la atractiva «community manager» de CR7

Esta portuguesa de 25 años ha convertido que Ronaldo sea el deportista con más seguidores en redes sociales del mundo

Corresponsal en LisboaActualizado:

El portugués Jorge Mendes no es sólo el representante de los futbolistas más cotizados del mundo. Su influencia se amplía en la vida personal de sus clientes estrella, como sucede con Cristiano Ronaldo, con quien ha ido labrando una fructífera relación profesional que desemboca en la feliz etapa del espectacular delantero en el Real Madrid.

La confianza mutua ha hecho que el uno se acuerde del otro en diferentes eventos familiares, como pasó hace un año cuando este inteligente ejecutivo deportivo se casó en Oporto con Sandra Barbosa. Ante más de cuatrocientos invitados, la estrella del Real Madrid ejerció como padrino de su representante, al que obsequió con una isla griega como regalo de bodas. Unos meses más tarde, Míster Jorge no se perdió el estreno en Londres del documental sobre la trayectoria del jugador de 31 años. Al igual que el pasado mes de agosto acudió a la inauguración del Hotel Pestana CR7 (en la Baixa lisboeta), el segundo que el futbolista posee en Portugal.

En todas estas veladas se hallaba igualmente Marisa Mendes, su hija mayor y una profesional del márketing asus 25 años, que acompaña a Jorge Mendes siempre que puede. La asiduidad de la joven propició las especulaciones de determinados medios de comunicación y círculos sociales de la capital portuguesa, que no tardaron en afirmar que entre el Balón de Oro y ella había algo más que una amistad fraternal. «¿Por qué en los últimos meses aparece junto a Ronaldo en diversos actos públicos? ¿Puede estar fraguándose un affaire sentimental?», se preguntaban.

En vista de que estamos ante una mujer muy atractiva, de voluptuosas curvas, a nadie le habría extrañado. Bella y elegante, no se corta a la hora de exhibir su faceta más «sexy» cuando difunde fotografías propias en su cuenta de Instagram. Pero lo que en realidad se estaba «cociendo» es que ella fue designada por su padre para ejercer de «community manager» de Ronaldo, que se ha convertido en el deportista que más seguidores acumula -más de 250 millones- en todo el mundo.

Y, sí, Marisa Mendes emerge como la «culpable» de un éxito de tal calibre. Su estrategia pasa por inundar las cuentas de Facebook, Twitter o Instagram con imágenes de Cristiano que suelen dar que hablar. Lo mismo le vemos presumiendo de sus automóviles deportivos de alta gama -posee 18- que con una máscara para cuidar la piel de su rostro. Es decir, la apuesta se centra en ofrecer un perfil de metrosexual dinámico, un salto más allá que David Beckham.

Pero tampoco se olvida de que al compañero de Gareth Bale o Sergio Ramos le encanta cultivar su lado más familiar. De hecho, nos lo muestra con su madre, Dolores Aveiro, o con su hijo de seis años, apodado Cristianinho, en cuanto tiene ocasión, publicando tiernas imágenes en familia.

En agosto del año pasado, Jorge Mendes celebró por todo lo alto el bautizo de su hijo mayor. El padrino no fue otro que CR7. ¿Y la madrina? Pues Marisa. Se les vio, por tanto, a ambos muy sonrientes. Del mismo modo que esta chica, siempre a caballo entre Lisboa y Madrid, se deja ver a menudo por la grada noble del estadio Santiago Bernabéu.

En Gestifute, la empresa que gestiona el imperio del representante -quien añade a José Mourinho en su lista de clientes-, desde su sede lisboeta en las proximidades del puente Vasco da Gama, a Marisa la acompaña Bárbara Vara, encargada de los asuntos administrativos de Ronaldo y muy conocida en la vida social de Lisboa. Algo que demuestra que a Cristiano Ronaldo todavía le quedan muchos años de rentabilidad.