Borrell, mientras pronunciaba su discurso en Barcelona - ABC

Borrell: «Puigdemont, no empuje el país hacia el precipicio»

El exministro y expresidente del Parlamento Europeo ha declarado durante el discurso tras la manifestación a favor de la unidad de España que «Cataluña no es una colonia»

Actualizado:

El exministro y expresidente del Parlamento Europeo, el socialista Josep Borrell, ha afirmado hoy que «Cataluña no es una colonia» ni un «Estado ocupado militarmente» y ha hecho un llamamiento al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a que «no empuje el país hacia el precipicio».

[Toda la información de la manifestación de Barcelona, al minuto]

Al término de la manifestación por la unidad de España convocada en Barcelona por la entidad Societat Civil Catalana, Borrell ha alertado de que Cataluña está viviendo «momentos casi dramáticos» y ha pedido a Puigdemont que vaya con «mucho cuidado».

A dos días de que Puigdemont comparezca en el Parlament con la declaración de independencia sobre la mesa, Borrell ha advertido de que, «si se declara unilateralmente la independencia, este país se va al traste».

Al oír que los concentrados junto al escenario instalado ante la Estación de Francia gritaban «Puigdemont a prisión», Borrell ha pedido «extremar el respeto» hacia todos: «No gritéis como las turbas del circo romano. A la prisión va sólo quien diga el juez que tiene que ir».

«Enfrentamiento civil»

Borrell, con una bandera europea en la mano, ha dicho que «Esta es nuestra estelada», y ha hecho un «llamamiento a la serenidad y a la razón», ya que a su juicio «la convivencia está rota en este país» y «hay que rehacerla» para evitar que se llegue a un «enfrentamiento civil».

El exministro socialista ha arremetido contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, por no defender el «pluralismo político» y ha sugerido que tendría que haber «dimitido» por «atreverse a decir que los que votan a determinados partidos políticos no son catalanes».

Borrell, que ha rechazado comparaciones con los casos de Kosovo o con las repúblicas exsoviéticas, también ha reclamado el «control democrático de los medios de comunicación públicos» en Cataluña, que en su opinión «son una vergüenza democrática», unas afirmaciones respondidas por los manifestantes con gritos contra TV3.

«Nada de boicots ni de ofensas»

Dirigiéndose a los manifestantes que han venido de otros territorios de España, ha pedido que al volver a casa vayan a «comprar una botella de cava catalán»: «Nada de boicots ni de ofensas», ha añadido.

También ha tenido unas palabras para los empresarios que estos días han decidido trasladar su sede social fuera de Cataluña: «¿No lo podíais haber dicho antes? Lo que decíais en privado, ¿por qué no las decíais en público?».

«No más fronteras», ha exclamado Borrell, que ha subrayado que «el derecho internacional no está del lado» del independentismo.