David Thomas, compositor y uníco miembro constante de Pere Ubu desde 1975
David Thomas, compositor y uníco miembro constante de Pere Ubu desde 1975 - ABC

Pere Ubu: «Todo lo que he hecho en mi vida ha sido un fracaso»

La histórica banda de rock experimental que influenció a grupos como REM, Pixies, Wire, Sonic Youth, Interpol o Joy Division encabeza el cartel del festival Villamanuela

MADRIDActualizado:

Cuando Pere Ubu grabó su segundo disco en 1978, «Dub Housing», David Thomas recuerda como su manager apareció por el estudio y, tras escuchar las mezclas, dijo: «Esto es brillante. Si grabáis dos álbumes más como este, os convertireis en grandes estrellas». Cliff Burnstein tenía buen ojo para esas cosas. Acababa de fichar a un grupo desconocido de Inglaterra, Def Leppard, y estaba a punto de descubrir a otro: Metallica. Más de 200 millones de copias vendidas desde entonces entre los dos. Pero con ellos, sin embargo, se equivocó. «Todo lo que he hecho en mi vida ha sido un fracaso», confiesa Thomas, único miembro constante de esta histórica e influyente banda de rock experimental, que jamás consiguió alcanzar la notoriedad que, aseguran, merecía.

Pere Ubu, con David Thomas, al frente
Pere Ubu, con David Thomas, al frente- ABC

Sin embargo, desde su formación en Cleveland allá por 1975, Pere Ubu ha influenciado a grupos tan importantes como REM, Pixies, Wire, Sonic Youth, Interpol o los mismísimos Joy Division, por citar solo a algunos. Cuenta el escritor John Savage —por aquel entonces redactor de «New Musical Express» y «Melody Maker»— que en los primeros conciertos de la banda en Manchester pudo ver entre el público a Ian Curtis y compañía, tomando nota del sonido del bajo que, poco más tarde, incorporarían a su mítico debut: «Unknown Pleasures». «Siempre dicen que hemos sido muy influyentes, pero creo que es un bulo, un mito urbano. Ninguna banda suena ni ha sonado como nosotros. No nos escuchamos en nadie, aunque me sienta honrado de que algunas estrellas lo hayan dicho. Pero, no sé, de ser cierto nos habría ido de otra manera», explica a ABC el cantante y guitarrista de 64 años, que actúa este sábado 7 de octubre en el Festival Villamanuela de Madrid (Teatro Barceló, 19.30h + Spectrum).

«El fracaso más duradero de la historia del rock», como lo definió Thomas en este periódico hace tres años, comenzó dio sus primeros pasos con la explosión del punk, pero huyendo de él. «Lo odié desde el principio. Era como un perro que vuelve a su vómito, con un montón de bandas dirigidas por corporaciones como Sony que iban desapareciendo. No tenía nada que ver con la cultura ni con la evolución de la música. Era algo totalmente destructivo, como vender coches utilizando a chicas guapas. Un desastre», defiende.

«Odié el punk desde el principio. Era como un perro que vuelve a su vómito»

Desde entonces, Pere Ubu ha grabado 16 álbumes de estudio, una veintena de sencillos y cinco discos en directo. No está mal para ser «un fracaso». «Cuando empecé no pensaba que hubiera un punto intermedio. O se acababa en un año o me dedicaba a esto el resto de mi vida», recuerda el artista, tras 42 años sobre los escenarios en los que puso los cimientos del post-punk y recorrió después los terrenos más insospechados y variados que se puedan imaginar. Incluso pasó por un breve período pop, con dos discos luminosos y accesibles —algo nada habitual en su discografía— como «Cloudland» (1989) y «Worlds Of Collision» (1991). El primero hasta recogía un amago de éxito, «Waiting For mary», con vídeo para la MTV incluido.

«Para mí es difícil decir si mi música es esto o lo otro. Tocamos canciones sencillas con una gran intensidad, creo, pero no tengo ningún interés en describirlas con géneros. Hacemos los que hacemos, nada más». Por eso, cuando Burnstein les dijo aquello de que podrían convertirse en «grandes estrellas» si repetían la fórmula de «Dub Housing», la respuesta fue: «¿Y qué pasa si no queremos hacerlo o no podemos hacerlo?». Pues eso.