Los aspirantes revisan los módulos de calzado y ropa militar que llevarán a partir de ahora.
Los aspirantes revisan los módulos de calzado y ropa militar que llevarán a partir de ahora. - FRANCIS JIMÉNEZ
ACUARTELAMIENTO CAMPOSOTO

¡Firmes! El inicio de una nueva vida vistiendo de uniforme

Casi 700 jóvenes llegaron el pasado lunes al Centro de Formación de Tropa número 2, donde han pasado de ser civiles a comenzar su trayectoria como militares

San FernandoActualizado:

En vestuario, a Thais Ferrer le están tomando medidas para su «uniforme de bonito». Es su segundo día en el acuartelamiento de Camposoto y, a pesar de la lluvia y el frío, encara la jornada con una sonrisa. Abogada, 24 años, los mismos que lleva soñando con ser militar. «Desde pequeña lo tenía claro», cuenta esta algecireña.

La tarde anterior, junto con sus 698 compañeros (38 de ellos de la provincia de Cádiz), llegó al Centro de Formación de Tropa número 2 (CEFOT 2) de San Fernando donde pasará los próximos cuatro meses realizando, primero, la Fase de Formación Militar General, que culminará con la Jura de Bandera del 10 de marzo y después, la Fase de Formación Militar Específica (de la especialidad que cada uno ha elegido, Infantería Ligera, Artillería de Campaña, Artillería Antiaérea y Costas, Ingenieros o Transmisiones), de otras siete semanas de duración.

Tiene claro su proyecto de vida: promocionar a suboficial y llegar lo más alto posible en la carrera militar. «Cuando vienen su mayor duda es la trayectoria que pueden seguir, lo que tienen que hacer y necesitan para ascender y pasar a la escala de oficiales o a la de suboficiales», explica el subteniente Urbano, jefe de la Oficina de Apoyo al Personal (OFAP) del acuartelamiento de Camposoto. «La mayoría viene con la idea de continuar o, una vez dentro, pasar a la Policía Nacional o la Guardia Civil, pero no conocen el procedimiento», cuenta, al tiempo que subraya, «se ve que el nivel cultural ha subido y tienen las ideas muy claras de lo que quieren hacer».

A sus 20 años, el gaditano Ignacio Porres, cuenta con el mismo proyecto que su compañera. Con un abuelo militar, decidió opositar a la escala de tropa por vocación, pero no piensa quedarse aquí, quiere ascender a suboficial.