COFRADÍAS

«No podíamos imaginar lo que hemos vivido»

José Manuel Verdulla, hermano mayor del Nazareno, hace balance después de unos días en los que la hermandad ha hecho historia

«No podíamos imaginar lo que hemos vivido»

La hermandad del Nazareno de Santa María cerraba la pasada semana unos días muy intensos y especiales. La celebración del IV Centenario de la llegada del Nazareno al barrio alcanzaba sus principales actos con la salida extraordinaria y el Pontifical. Han sido muchos los momentos vividos por los cofrades y por los fieles y devotos que han mostrado una vez más su pasión por el ‘Greñúo’. El hermano mayor de la corporación del Jueves Santo, José Manuel Verdulla, hace balance después de esta celebración. «Toda la ilusión que teníamos y todo el trabajo que hemos realizado ha merecido la pena. Estamos muy contentos todos con los cargadores, con los capataces, con los hermanos... La gente nos ha felicitado y aún nos llegan muestras de agradecimiento. Hay muchas horas de trabajo detrás, de coordinarnos y prepararlo todo para el Pontifical y para las procesiones. También para la peregrinación a San Francisco. Han sido diez días históricos, desde el pasado 30 de septiembre».

Para que este IV Centenario quedara en el recuerdo y en la memoria de los gaditanos la Junta de Gobierno planteó desde un principio distintos actos, siempre con el objetivo de hacer más visible el Nazareno y el barrio. La propuesta de las dos procesiones ha resultado innovadora. «Ha quedado muy distinto por la idea de haber planteado las dos procesiones de forma diferente. Estamos muy contentos porque el sábado fue todo muy bien, muy digno por la calle. El domingo nos vimos desbordados. Nunca el Nazareno estuvo solo. Las participaciones en Sopranis, Santo Domingo o Botica, todas ellas fueron espléndidas, la gente lloraba de la emoción».

La hermandad quiso desde un principio diferenciar estas salidas procesionales de las demás, de ahí los distintos detalles como la túnica, el exorno floral... «El nuevo túnico fue un acierto y ha sido una parte importante como también el hecho de las flores lilas y el que no procesionara junto a María Magdalena». En esa línea estaba también el itinerario del sábado en el que se tomó por calles por las que nunca había pasado. «El paso por Avenida Ramón de Carranza fue muy bonito porque era una imagen inédita. Queríamos que dentro de muchos años al contemplar las fotos se viera que era de este fin de semana de esta celebración».

Para Verdulla resulta muy complicado, imposible, hablar de un detalle o una única circunstancia que le haya marcado. «En el plano humano me quedo con la devoción de tanta gente por el Nazareno, la forma en la que dan gracias por poder verle. Hubo gente que nos dijo que venían de fuera porque el Jueves Santo no podía y estaban muy emocionados. A nivel cofradía estoy muy orgulloso de la hermandad por cómo los hermanos, la cuadrillla... cómo ha colaborado todo el mundo para poner sillas para lo que hiciera falta así que a nivel de cofradía es un orgullo ver que la gente se vuelca para colaborar y ver tan de cerca esa unión es muy bonito».

Aunque han sido dos salidas procesionales el Nazareno estuvo arropado en todo momento por su gente, por sus fieles y devotos. En este sentido Verdulla reconoce que no todo han sido aplausos. «A nivel de diócesis se pensaba que no era bueno que el Nazareno saliese tantas veces y se ha demostrado que si salimos otro día más pues otro día que llenamos las calles. El regreso a su templo este pasado domingo de octubre fue muy especial, inolvidable. Vi muchas lágrimas con los saeteros, con el coro, fue emocionante».

Para el hermano mayor del Nazareno también es importante destacar el respaldo que han tenido por parte de las cofradías de la ciudad. «Ha sido muy bonita la colaboración con Vera-Cruz, con Sentencia, Siete Palabras, Sagrada Cena... todas han estado con nosotros y a esto hay que añadir la asociaciones y agrupaciones que nos han ayudado porque cada acto, cada presentación han sido horas de trabajo pero todo tiene su recompensa. Si nos hubiesen preguntado cómo nos habría gustado que saliera todo, no lo habríamos imaginado».

Una exposición para 2017

Han sido muchos los actos que la cofradía del Nazareno ha celebrado durante este 2016. El IV Centenario concluirá como empezó en la misa del 2 de enero, festividad del Dulce Nombre de Jesús. Antes, está prevista una conferencia y también tiene aún que celebrarse la misa de hermanamiento con Columna y Ecce-Homo que este año toca casualmente en Santa María. La cofradía quiere mantener viva esta efeméride por eso ya plantea una exposición para el 2017. Se trataría de una muestra en la que se recogiera todo lo que ha sido este IV Centenario: conferencias, Triduo Itinerante, sello conmemorativo, cupón... un proyecto en el que estarían todos los actos que han servido para dar testimonio de este importante aniversario.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios