TURISMO

El Ayuntamiento se toma como un ataque el toque de atención por los chiringuitos

Acusa a la Junta de rozar el «macarrismo político» a pesar de que será el único consistorio que reciba un trato excepcional para mantenerlos abiertos

El Ayuntamiento se toma como un ataque el toque de atención por los chiringuitos

El Ayuntamiento de Cádiz ha respondido con contundencia al toque de atención que le ha dado la Junta a cuenta de la apertura de los chiringuitos durante el invierno. Lo ha hecho a través del concejal de Economía, Hacienda y Deuda, David Navarro, que ha considerado la notificación recibida una «sorpresa bastante desagradable». Así lo ha manifestado en una rueda de prensa en la que ha acusado a la administración andaluza de «rozar el macarrismo político» en lo que ha considerado «un ataque gratuito para luego dar marcha atrás».

El edil ha ironizado sobre el ultimátum del delegado provincial de Medio Ambiente, Ángel Acuña, que ha dado quince días al Consistorio para formalizar el trámite que permitirá sacar a los chiringuitos del plan de playas y disponer de una regulación diferente. Navarro ha preguntado que «si ya estamos fuera de tiempo, cómo van a dar un plazo extraordinario».

En un intento de justificar la gestión, el concejal gaditano ha asegurado que «se ha estado hablando todo el tiempo con los hosteleros que estaban interesados, lo llevamos a junta de Gobierno y hemos cumplido los plazos», por lo que a su juicio, «parece que lo que se intenta es ponernos en contra de los hosteleros». Además, se ha quejado de que la resolución de la Junta «la tenían algunos medios de comunicación antes que nosotros». En este sentido, ha manifestado que «nos sorprendió la voz de alarma de los plazos, ya que se ha aprobado en octubre, un mes antes que el año pasado, que no hubo problemas por parte de la Junta».

Lo que no ha mencionado David Navarro durante esta encendida intervención es que la administración ya había informado al Ayuntamiento de la necesidad de realizar ese cambio a finales de diciembre del año pasado. Lo hizo igual que al resto de municipios como el caso de Chiclana o El Puerto, que comenzaron a tramitarlo hace diez meses. También han cumplido ese trámite Conil, San Roque, La Línea, Tarifa y Rota, que tienen los expedientes en tramitación, indica el delegado de Medio Ambiente en un comunicado.

En qué consiste el trámite

Aprobado ese cambio sustancial de las condiciones, que es el origen de este rifirrafe, los propietarios de chiringuitos dejarán de estar sujetos a los planes de playas y gozar de las mismas condiciones que una licencia de ocupación del dominio público marítimo terrestre por un plazo de diez años, prorrogables a otros cinco y no tener que desmontar las instalaciones. Para ello es necesario que los ayuntamientos sean los adjudicatarios de esas concesiones que han de solicitar a través de la administración andaluza.

A través de esta nota, deja claro que el requerimiento es el mismo para todos los ayuntamientos y en el caso de Cádiz, «se informó por escrito en diciembre de 2015 de esta situación y se le advirtió de que el procedimiento provisional del año pasado no valdría este año. Al consistorio le hemos hecho no uno, sino tres requerimientos: el de diciembre de 2015, el 9 de septiembre de 2016 y el 19 de octubre de 2016 para que tramiten el procedimiento».

El responsable provincial insiste en que «Ya no hay plazo para que el Ayuntamiento de Cádiz pueda tramitar esta solicitud antes de que llegue el periodo de final de explotación de los chiringuitos». Así, ha explicado que «estos 15 días se los hemos dado para que nos clarifiquen su postura, no porque los plazos del procedimiento ordinario de modificación sustancial no estuvieran ya sobrepasados, que lo están, como venimos avisándoles».

El delegado de Medio Ambiente considera que «el Ayuntamiento quiere transformar lo provisional en definitivo para no asumir su responsabilidad de tramitar la modificación sustancial». «Pero la situación es muy clara: si nos presenta la documentación en esos quince días, le esperaremos, e iniciaremos un procedimiento provisional porque sabremos que el Ayuntamiento quiere finalizar el procedimiento. Si no lo hace, entenderemos que el Ayuntamiento quiere mantener eternamente la provisionalidad de la situación y no podemos ser cómplices de esa ineficacia», ha sentenciado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios