HOSTELERÍA

El Ayuntamiento de Cádiz 'estruja' los plazos para que los chiringuitos abran en invierno

La Junta le da un ultimátum y le pide que actúe antes de quince días si quiere mantener los negocios en activo

El Ayuntamiento de Cádiz 'estruja' los plazos para que los chiringuitos abran en invierno

Los chiringuitos que aspiran a permanecer abiertos durante este invierno en la capital gaditana podrían encontrarse con una sorpresa desagradable. El Ayuntamiento no ha iniciado aún el trámite a menos de un mes para que las primeras instalaciones tengan que ser desmontadas. El delegado territorial de Medio Ambiente de la Junta, Ángel Acuña, ha confirmado hoy que «no hay ninguna solicitud registrada» a pesar de los requerimientos públicos que se le han hecho y del interés mostrado por al menos media docena de empresarios para seguir operando.

El responsable provincial ha advertido de que «el plazo está más que sobrepasado» tanto es así que «ya íbamos tarde cuando el 9 de septiembre le recordamos públicamente al equipo de Gobierno esa necesidad de iniciar el trámite». El procedimiento permitiría el cambio sustancial de las condiciones para el que es necesario varias semanas. Precisa de un periodo de 20 días de información pública, sumado al tiempo que se toma el Ministerio de Medio Ambiente para dar el visto bueno. «Los plazos son los que son», ha insistido con severidad Ángel Acuña, tras recordar que «todo este proceso se podría haber puesto en marcha desde el pasado mes de diciembre». Ya entonces la administración andaluza autorizó la permanencia de los chiringuitos gaditanos hasta marzo a través de medidas excepcionales.

Es por ello que su departamento ha enviado hoy un escrito al Consistorio en el que le da un plazo de 15 días para que puedan trabajar con seguridadmientras se gestiona el cambio. Además de la solicitud formal que la Junta lleva un año reclamando, se requiere al Ayuntamiento otra documentación técnica necesaria para que puedan darse las autorizaciones extraordinarias que permitan evitar que los chiringuitos tengan que desmontar.

El delegado ha aclarado que el año pasado se advirtió de que durante una temporada se concedería un permiso temporal para que no tuvieran que cerrar y «se dejó muy claro por escrito que era por una sola temporada, porque el reglamento obligaba a hacer un cambio sustancial de las condiciones». A juicio de Ángel Acuña, ha habido una falta de interés por parte del Consistorio, que únicamente ha pasado la solicitud por la Junta de Gobierno local. «Pero así no se inician los procesos, ni se aprueban solos mientras los documentos sigan guardados en el cajón», ha recalcado.

Igualmente asegura que es el único ayuntamiento de la provincia que está en esa tesitura, pues otros han completado ese cambio o están próximos a hacerlo como El Puerto, Chiclana y San Roque. Acuña deja claro que «la decisión es únicamente municipal» y que la administración andaluza «está para facilitar todos los pasos y ofrecer asesoramiento e información». «Siempre vamos a respetar la voluntad del municipio, pero se ha anunciado públicamente que se va a solicitar y desde el 10 de diciembre al 17 de octubre aquí no ha llegado ni un solo papel», ha asegurado.

El Ayuntamiento, sorprendido

La respuesta contundente de la Junta ha cogido por sorpresa al Ayuntamiento de Cádiz, que dice haber aprobado la solicitud de ampliación de los chiringuitos por «de forma urgente». Fuentes municipales explican que «la decisión se ha tomado en la Junta de Gobierno local con un mes de antelación con respecto al año pasado» y ponen de manifiesto que entonces «no hubo ningún problema por parte de la Junta».

«¿Qué ha cambiado ahora para, habiéndose solicitado y barajándose prácticamente los mismos tiempos de cara al desmontaje, nos digan que estamos fuera de plazo?», se cuestionan las fuentes consultadas. Así, recuerdan que para la temporada anterior se solicitó el 6 de noviembre y la Junta resolvío el 30, por lo que «no entendemos cómo antes había tiempo y ahora no». De la misma forma, indican que las conversaciones ya se habían iniciado, tanto a nivel político como técnico «sin que ninguna de las dos partes haya puesto objeciones».

Por su parte, los empresarios que han mostrado interés por permanecer abiertos hasta marzo dicen estar «convencidos» de que no habrá ningún problema para ello. Así al menos lo considera Miguel Sánchez, que gestiona dos negocios en la playa. Según ha indicado a este medio, el Ayuntamiento le había asegurado que «el proceso ya estaba en marcha» y que «no hay ningún problema». Sánchez destaca que «ya el año pasado se pudo abrir a pesar de que se solicitó el permiso a una semana de que cumpliera el plazo», por lo que dice confiar en que «se volverá a hacer lo mismo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios