provincia

«¡Cuidado con los selfies!»

Un protocolo publicado por la Junta de Andalucía advierte de los riesgos que se pueden cometer a la hora de manejar las redes

«¡Cuidado con los selfies!»

A través de las nuevas tecnologías se pueden dar varios tipos a su vez de ciberdelincuencia de género. Por eso es importante saber detectar los signos de alarma para actuar rápidamente ante ellos:ciberacoso, suplantación de identidad, 'sextorsión', robo de datos, etc.

Algunos de estas señales de alerta siguen comportamientos tales como vigilar y leer todos los comentarios que hacen en redes a la pareja, publicar fotos sin consentimiento del otro con el ánimo de hacer público, como si se tratara de una propiedad, que se mantiene una relación íntima con esa persona, presionar para que den de baja a amigos que no quieren que tengan en su círculo de contactos, exigir que elimine fotos de su perfil por otras, exigir que expliquen quiénes son las personas que aparecen junto a él o ella en imágenes etiquetadas, presionar para que lea en alto sus correos o chats, insistir en mantener relaciones sexuales por una webcam, recibir chantajes de contenido sexual, o difundir rumores falsos o detalles íntimos sino acepta una condición impuesta, son algunos síntomas.

Lo primero es saber quién puede estar detrás del ataque. Normalmente es un hombre o una mujer con la que se mantiene o ha mantenido una relación de pareja o vínculo laboral. Otras veces puede ser un desconocido pero que su obsesión llega hasta intentar controlar, humillar o usar a esa mujer como objeto. Y lo segundo, evitarlo, prevenirlo. Tener en cuenta los riesgos que se corren cuando te prestas a según qué cosas. Por ello en el protocolo de actuación distribuido a los expertos se les aconseja que adviertan del uso del móvil y de los 'selfies' a los usuarios. «No es necesario ni conveniente compartir tu vida privada y todos tus datos a diario de manera exhaustiva, ni con muchas personas. Piensa dos veces antes de hacer un ‘selfie’ comprometido y antes de enviarlo», advierten.

Otra de las pautas de seguridad que el documento aconseja seguir es sobre el uso de las redes sociales. «Si abres Facebook, Gmail o cualquier otro servicio acostúmbrate a cerrar la sesión antes de levantarte de la silla. Y no sólo si estás en un lugar público, sino también desde el ordenador de una persona de tu confianza». Además, se aconseja no compartir contraseñas con nadie y no usar siempre la misma.

En cuanto a las redes sociales también, se advierte que es importante controlar la privacidad de tu cuenta. «Rechaza solicitudes de amistad sospechosas y configura bien la privacidad de Facebook y otras redes».

El protocolo recoge otra serie de recomendaciones técnicas para que, sobre todo, las víctimas de posibles casos estén protegidas pero también como medida de prevención.

En los procedimientos judiciales cada vez es más importante la prueba electrónica. Cuando se sufre un ciberataque además de pensar en cómo frenarlo, los expertos recomiendan que la víctima piense también en cómo recopilar estas pruebas para la futura denuncia. Así por ejemplo se recomienda hacer capturas de pantalla del ordenador o del móvil en el momento del acoso, guardar correos electrónicos que puedan servir, grabaciones y cualquier evidencia de intrusismo, como la existencia de aplicaciones espía. Además de recordar quienes fueron de alguna manera testigos de lo que ocurrió como por ejemplo un amigo al que se le contó o reenvió por miedo. Un protocolo publicado por la Junta advierte de los riesgos que se pueden cometer a la hora de manejar las redes

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios