Varias personas caminan bajo la lluvia por una céntrica calle de A Coruña
Varias personas caminan bajo la lluvia por una céntrica calle de A Coruña - EFE

Una sucesión de borrascas llegan del Atlántico para aliviar la sequía

España escapa del frío extremo de Europa, pero inicia la semana con nevadas en el norte

MadridActualizado:

Podemos decir que las próximas semanas vamos a tomar prestadas las borrascas a las islas británicas. Un cambio de patrón en la circulación atmosférica provocará que se cree un pasillo por el que entrarán sucesivas borrascas por el Atlántico, que afectarán a todo el país y dejarán lluvias generalizadas, más en la vertiente atlántica. Esta es la predicción para las próximas tres semanas que hace la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La razón para este «claro cambio de tendencia», como reconoce Rubén Del Campo, portavoz de Aemet, es que el vórtice polar, el cinturón de vientos del oeste que mantiene confinado el aire frío en el Polo Norte, se rompe, a causa de un calentamiento repentino de la estratosfera, dando lugar a un desalojo del aire frío que desde los Polos se dirige hacia latitudes más bajas. Una de las consecuencias –explica– es que se forma un anticiclón en latitudes más altas que la nuestra.

«Si normalmente tenemos al anticiclón de las Azores desviando las borrascas hacia las islas británicas, ahora el anticiclón se sitúa en las islas británicas, por lo que las borrascas se desplazan por su flanco sur y nos dan de lleno. Y este pasillo de borrascas lo tenemos asegurado bastantes días, si nos atenemos a la predicción para las próximas tres semanas», dice Del Campo. Lo que apuntan los modelos es una anomalía de precipitación positiva, es decir, va a llover más de lo normal en estas fechas, especialmente en la vertiente atlántica, si bien cuanto más nos alejamos en el tiempo crece la incertidumbre, advierte.

Desde Meteorología creen que harían falta muchos temporales para solucionar la sequía

La pregunta es si estos frentes serán capaces de revertir la situación de sequía que arrastra nuestro país. «Para solucionarla harían falta muchos temporales como éste. Lo que es seguro es que la van a aliviar, porque serán lluvias generalizadas y que afectarán también a las zonas más castigadas, pero no hay que olvidar que tenemos un déficit del 30%», dice Del Campo.

Cuánto tiempo puede durar esta situación tampoco está claro, pues los anticiclones de bloqueo, que son los que provocan que el tiempo sea muy similar durante varias semanas, son más habituales en pleno invierno, y ya estamos muy cerca de la primavera, cuando la circulación atmosférica empieza a ondularse y es más difícil que una situación persista mucho tiempo.

Canarias, en alerta

De momento, la predicción apunta a un fin de semana, en especial el domingo, complicado en Canarias, donde ya hay activos avisos de nivel naranja por lluvias fuertes. Estas precipitaciones se desplazarán hacia la Península, donde podría empezar a llover a última hora del domingo, aunque será el lunes cuando se generalicen en el suroeste, para luego extenderse al resto. Lloverá más en la mitad occidental, y menos en el sureste.

En muchas regiones de la mitad norte estas precipitaciones serán de nieve. Y es que esa masa de aire húmedo y templado del sur va a coincidir con otra muy fría de Siberia, que desde este fin de semana va a afectar de lleno a Europa occidental con temperaturas gélidas, y de la que el norte de España, aunque más débilmente, tampoco escapará a partir del lunes. Ese día bajan mucho las máximas, que pueden quedarse por debajo de los 5ºC en casi toda la mitad norte; se recrudecen las heladas, con mínimas de -10ºC en zonas de montaña, y la cota de nieve en el tercio norte cae hasta los 200 metros.

En cambio, en la mitad sur, la semana puede empezar con máximas de 18ºC, incluso 20ºC en el valle del Guadalquivir. A partir del miércoles las temperaturas empiezan a subir y las lluvias seguirán cayendo con generosidad en todo el país.