Imagen de archivo
Imagen de archivo - GUILLERMO NAVARRO

Padres por gestación subrogada denuncian que Carcedo «promueve el odio» hacia sus hijos

La nueva ministra de Sanidad equiparó la maternidad subrogada con el tráfico de órganos y de menores

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Muy poco ha durado la alegría a las familias españolas con hijos fruto de la gestación subrogada, que vieron la semana pasada cómo el consulado de Kiev comenzaba a inscribir a los niños tras semanas de bloqueo. Las palabras de la nueva ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, que equiparó en una entrevista a Efe la maternidad subrogada con el tráfico de órganos y de menores, han sido demoledoras para las familias, que consideran que lo que hace Carcedo es «promover el odio».

Marcos Jornet, presidente de la asociación «Son nuestros hijos», asegura que las declaraciones de Carcedo son «un delirio» con el que la nueva titular de Sanidad se ha dedicado a «promover el odio y el bullying hacia nuestros hijos y a nuestras familias». «Es un absoluto disparate, una falta de respeto y un desconocimiento de la gestación subrogada», dice, al mismo tiempo que asegura que es una actividad «perfectamente regulada» en países «tan poco sospechosos de vulnerar los derechos humanos» como son Reino Unido, Grecia, Portugal o Canadá, entre otros.

Además, Jornet advierte de que valorarán «todas las acciones que quepan en nuestro ordenamiento ante el discurso del odio y estigmatizador por parte de la ministra de nuestros hijos y nuestras familias legítimamente creadas».

Carcedo se refirió también a las agencias de gestación subrogada y aseguró que «habrá que analizar en qué marco legal se mueven y, si traspasan algún límite en algún asunto que interfiera con la legislación española, se podría actuar». David Monje, gerente Go4Baby, asegura que está tranquilo, pues «no estamos haciendo ningún tipo de labor que sea ilegal ni que roce la ilegalidad». Lo que sí denuncia es las palabras que la ministra ha tenido hacia los padres de los niños por maternidad subrogada: «Nos ha tratado como delincuentes, como si formáramos parte de algún tipo de tráfico de menores, cuando eso está muy lejos de la realidad».

Muy enfadada se muestra Cristina Álvarez, madre de una niña por gestación sobrogada que se encuentra estos días en Ucrania esperando a obtener el pasaporte para la pequeña. «Cada uno tiene sus ideales, y puede estar en contra de la maternidad subrogada, pero es que ella representa a todos los españoles, también a mí, para que tenga la desfachatez de decir que estoy comiendo un delito», lamenta.

Esta madre pide a Carcedo que les trate con respeto y que se informe para poder opinar al respecto. «¿Ella ha hablado con alguna madre subrogada? ¿Qué ha vivido ella de todo este proceso para opinar? ¿Qué tiene que decir ella de todo esto?», se pregunta. «No somos unos delincuentes, basta ya de tanto trato despreciativo», concluye.