Tony Smith y Jody Simpson

Un hombre encarcelado por torturar a su bebé recibe una brutal paliza durante cuatro horas en prisión

Tony Smith maltrató de tal manera a su hijo que tuvieron que amputarle las piernas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tony Smith, de 47 años, fue atacado con «un calcetín lleno de latas de atún» por dos reclusos que lo ataron a una silla en la prisión de Swaleside, en Kent, Gran Bretaña. Un testigo dijo al Daily Star que Smith tenía «suerte de estar vivo» después de haber sido «alojado incorrectamente» en un ala para «prisioneros vulnerables», donde el ataque tuvo lugar el 7 de agosto.

Esta misma fuente dijo: «Lo mantuvieron como rehén en su propia celda durante cuatro horas. Durante ese tiempo lo ataron a una silla y lo atacaron con un calcetín lleno de latas de atún y barras de metal. Los guardias de la prisión lograron sacarlos en el último momento; tiene suerte de no haber muerto. Los dos hombres están ahora a la espera de una investigación sobre cómo sucedió esto». Tras la paliza, Smith tenía diversas lesiones como una fractura en la cuenca del ojo, costillas y mandíbula rotas.

El pequeño Tony, que tiene el mismo nombre que su padre, tenía solo 41 días en 2014 cuando tuvo que luchar por su vida después de que sus padres, Tony Smith y Jody Simpson, de 24 años, lo golpearan tanto que acabó con ocho huesos fracturados y septicemia.

Tuvieron que amputarle ambas piernas después de que sus padres lo dejaran en estado crítico durante nueve horas antes de llevarlo al hospital. Los huesos de los muslos, la parte inferior de las piernas, el tobillo derecho, el pulgar izquierdo y los dos huesos del dedo gordo de su pie estaban rotos.

Tony, ahora de tres años, ha sido adoptado por una familia. Smith, adicto a la heroína, y Simpson fueron encarcelados durante 10 años cada uno en febrero de este año.