La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, esta manaña en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, esta manaña en la sesión de control al Gobierno en el Congreso - EFE

El Gobierno elabora el reglamento para agilizar las adopciones internacionales

La ministra de Sanidad anuncia en el Congreso nuevos acuerdos con Eslovaquia y Sudáfrica y conversaciones con Haití y Corea del Sur

MadridActualizado:

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha desvelado en el Congreso que el Gobierno ha redactado ya el borrador del reglamento que desarrolla la Ley de Adopciones Internacionales, que se encuentra abierto a la consulta pública y posteriormente será enviado a las Comunidades Autónomas para abrir un diálogo sobre el mismo.

La ministra abordó esta cuestión, en su respuesta a la interpelación presentada por Ciudadanos sobre «la política de adopciones internacionales de España», reconociendo las «complicaciones técnicas» de la elaboración de este reglamento. Además, aseguró que «somos conscientes del malestar de la demora, pero este retraso no paraliza los procesos de adopción en marcha».

La portavoz de Ciudadanos, Reyes Rivera, recordó que la ley aprobada en la anterior legislatura por el Partido Popular «no sirve de nada si no se acomete el desarrollo reglamentario» y mostró su satisfacción de que «quieran impulsarlo», aunque acusó al Ejecutivo de «dejadez. No vamos a parar hasta que los procesos de adopción se desbloqueen en en España».

Esta formación política señaló que hay 16.000 niños en centro de acogida de España esperando una adopción y 33.000 f amilias adoptantes en espera. En este sentido, apuntó que las adopciones internacionales están paralizadas desde hace diez años y las nacionales están bloqueadas en algunas comunidades, como Madrid.

La ministra recordó que ha habido una caída en las adopciones internacionales y que se ha pasado desde las 5.541 de 2004 a las 2.216 de 2015.

Montserrat también anunció que están trabajando en la apertura de nuevos países para poder adoptar niños, como pueden ser Haití y Corea del Sur, mientras que ya están cerrados acuerdos con Eslovaquia y Sudáfrica.