Vista de los carteles que la plataforma Somescola ha repartido en las escuelas de Cataluña
Vista de los carteles que la plataforma Somescola ha repartido en las escuelas de Cataluña - EFE

La ONU evalúa la discriminación del uso del castellano en Cataluña

Un enviado de las Naciones Unidas se reúne con el Defensor del Pueblo y la Asamblea por una Escuela Bilingüe para conocer la situación en las aulas

BARCELONA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre cuestiones de las minorías, Fernand de Varennes, inició el pasado 14 de enero una visita a España, que concluirá el próximo día 25, con el objeto de «recopilar información de primera mano sobre la situación de las minorías en el país, así como para identificar buenas prácticas y las áreas clave que requieren mejoras», según reconoce la propia organización en un comunicado.

De Varennes pretende analizar las políticas existentes para la protección y promoción de los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales, étnicas, religiosas o lingüísticas en España. Entre las cuestiones que evalúa en su visita se encuentra el acceso a la educación de calidad, incluyendo la educación en lenguas minoritarias, así como las cuestiones relacionadas con la libertad de religión, los problemas de inclusión y participación política y la lucha contra la intolerancia y el discurso de odio, según aclara la citada nota a la que ha tenido acceso este diario.

En su recorrido por España, cuya agenda no es pública, el relator se reunió el primer día -según confirmó ABC- con el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, que, acompañado de técnicos de la institución, explicó a De Varennes el punto de vista y la opinión que el Defensor tiene de tres temas concretos: la situación del pueblo gitano, los derechos de las minorías religiosas y el aspecto lingüístico en las Comunidades Autónomas con más de una lengua oficial. La intención del relator de la ONU es elaborar un informe y su visita a España no está coordinada con el Gobierno.

Así, el pasado fin de semana, el relator recaló en Cataluña y se reunió con la presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), Ana Losada. Fue la única asociación constitucionalista que pudo exponer al enviado de la ONU su visión sobre la realidad catalana en materia lingüística. El encuentro tuvo lugar el sábado en un hotel de Barcelona y se prolongó durante una hora y media.

Losada entregó a De Varennes el informe sobre adoctrinamiento en las aulas catalanas realizado por la AEB y también le expuso la realidad linguïstica en la escuela, donde «el castellano está discriminado con solo dos horas de presencia curricular en Primaria y tres, en Secundaria».

«No escondió su sorpresa»

«Mi impresión fue favorable porque tomó nota de la situación y mostró mucho interés y repreguntó al exponerle según qué cuestiones», explicó Losada a este diario. Detalló que los tres aspectos que más llamaron la atención del relator fueron: «Las horas de castellano que hay en los colegios», «las denuncias de adoctrinamiento» y «la inacción del Govern, el Gobierno y el Síndic de Greuges (el defensor del pueblo a nivel autonómico) ante el problema». «No escondió su sorpresa ante la situación», añadió.

Losada también elevó al representante de la ONU las denuncias que le hicieron llegar otras entidades constitucionalistas: «Nos ha elegido a nosotros pero nos ofrecimos a hacerle llegar la voz de otras entidades que defienden el derecho de las minorías». Este sería el caso de la Asociación por la Tolerancia y de Hablamos Español, que han protestado por la situación en dos cartas. «Sospechamos que ese viaje responde a urgentes peticiones de los nacionalismos llamados periféricos... Nuestras sospechas se transforman en certezas, cuando vemos que el señor De Varennes tiene en agenda entrevistarse con representantes de los grupos proclives al separatismo nacionalista», apuntó la Asociación por la Tolerancia en su misiva enviada al mismo relator.

Por su parte, desde Hablamos Español se dirigieron directamente a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet: «El señor De Varennes se reunirá (el miércoles, 23) con altos funcionarios del gobierno autónomo en Galicia. Esa tarde y todo el día siguiente están reservados para entrevistas con la sociedad civil, probablemente con entidades nacionalistas. ¿No habrá, señora Bachelet, 30 minutos para nosotros?».

Con los nacionalistas

Cabe esperar pues que el relator de la ONU se reúna también con grupos y asociaciones independentistas. Ayer, Òmnium Cultural negó a ABC que hubiera tenido algún encuentro con De Varennes; y desde la Generalitat de Cataluña señalaron que no se habían visto con el relator. Por su parte, Plataforma per la Llengua -entidad beligerante contra el bilingüismo- también lo negó oficialmente, aunque fuentes de la asociación sí confirmaron a este diario una reunión con el relator.

Con toda la información que recopile durante 2019, De Varennes firmará un informe a comienzos de 2020 sobre la situación en España. El próximo día 25 ofrecerá una rueda de prensa en Madrid para explicar sus encuentros.

El Relator Especial de la ONU, antes de visitar el país, anunció que integraría una fuerte perspectiva de género, destacando la situación de las mujeres y niñas pertenecientes a minorías. También avanzó que analizará la situación de las minorías vulnerables, como la comunidad gitana, las comunidades musulmanas y los descendientes de las comunidades migrantes. Y, como novedad -en su viaje de doce días por el País Vasco, Cataluña, Andalucía y Galicia-, incluye la comunidad sorda, en relación a sus derechos como miembros de una minoría lingüística». De hecho, el día 17, según informó Servimedia, De Varennes se vio con Concha Díaz, directora de la Confederación Estatal de Personas Sordas, para analizar la situación de este colectivo en España.