Uno de los platos de Wetaca
Uno de los platos de Wetaca - WETACA

Comer de táper en el trabajo no es tan engorroso como crees

¿No encuentras tiempo para cocinar durante la semana? No solo tienes la opción de comer fuera de casa

Actualizado:

La época de salir a comer fuera todos los días ha terminado. El táper vuelve a estar de moda, y cada día son más quienes eligen esta opción para comer en el trabajo. Pero a veces, por la falta de tiempo, resulta imposible ponerse a cocinar a diario. Si el «batch cooking» —planificar un día en el que se cocina lo de toda la semana— tampoco se contempla, hay otras posibilidades para comer de forma casera y a la vez sana.

Son varias las empresas que, en los últimos años, trabajan en este mercado. Una de ellas es Wetaca, fundada en 2014 por dos jóvenes gallegos, Efrén Álvarez y Andrés Casal, que sirve diariamente miles de táperes de comida casera a los hogares y lugares de trabajo de los clientes. Para ello, semanalmente se cocinan 3.500 kilos de verdura fresca, 800 kilos de pollo, 700 de ternera, cerdo u otras como conejo o cordero y 300 de pescado. La mayor parte de clientela de esta compañía se divide entre Madrid y Barcelona, aunque también por el resto de grandes ciudades de España recurren a sus servicios. Precisamente, más del 66% de su clientela hace pedidos para comer en el trabajo.

Precisamente una de las cosas que más puede echarnos atrás a la hora de cocinar la comida de la semana es la poca variedad. Con Wetaca, ese problema se soluciona, pues cuentan con platos de todo tipo. La comida internacional como el pollo tandoori con hummus o el curry mandrás de pollo es de las preferidas por los clientes, como así demuestran sus cifras de pedidos. Sin embargo, los platos de cuchara o las lasañas también llenan las neveras de los consumidores.

Uno de los objetivos, a los que no quieren renunciar por mucho que crezca la empresa, es el de que toda la comida que sirvan tenga ese sabor casero. Para ello, no solo se tiene en cuenta la utilización de materias primas de calidad, sino que, por muchos pedidos que se tengan de alguno de los platos, se sigue cocinando en lotes pequeños para que no se pierda esa esencia.

Otra de las empresas que se dedican a esto es MenuDiet, compañía familiar que nació en 2010 cuando Cynthia Rodríguez, nutricionista, observó que los pacientes que acudían a su consulta con unas necesidades en la alimentación que el ritmo de vida no siempre facilitan. Para ello, los menús diarios que se envían a los clientes constan de un primer plato a base de verduras, sopas, pastas o legumbres y un segundo plato a base de carnes, pescados y huevos para consumir a mediodía y que se adapten a los gustos y necesidades nutricionales de los clientes.

Aunque lo habitual es que los clientes se decanten por esta opción solo a mediodía y entre semana, MenuDiet dispone también de opciones de menús que incluyán cenas o fines de semana. Todos los pedidos se envían o al domicilio o al lugar de trabajo, según las preferencias de los consumidores.

En MenuDiet también tienen en cuenta la calidad de los productos que se utilizan para elaborar los platos. En el aceite ponen especialmente hincapié, pues se aseguran de usar aceite de oliva virgen extra y de no reutilizarlo, consicentes de la importancia que esto tiene en la salud. Pero además, se ofrece el tener contacto habitual con un nutricionista para valorar la dieta del cliente y aconsejar los cambios que el profesional considere oportunos. Es decir, el objetivo de esta compañía es el de ofrecer un servicio integral a los clientes que les ayude a mejorar la salud a través de la comida sana.