ABC
«la Caixa»

Cerca de 85.000 niños vulnerables recibirán apoyo educativo este curso

El programa de «la Caixa» trabaja con la premisa que las condiciones de entorno, como la salud, la organización familiar o la red social influyen directamente sobre los procesos de aprendizaje

ABC
MadridActualizado:

Durante el inicio del nuevo curso, «la Caixa» facilitará un total de 84.955 kits de material escolar a niños y niñas de toda España atendidos por CaixaProinfancia, el programa dirigido a hogares en situación de pobreza con menores de 0 a 18 años.

Con tres modalidades distintas para adaptarse a cada ciclo educativo (preescolar, primaria y secundaria), los kits incluyen una mochila, un estuche (con bolígrafo multicolor, lápiz, goma y sacapuntas), lápices de colores, una libreta A4, un juego de reglas, un compás y una calculadora científica. Estos lotes son distribuidos por las más de 400 entidades sociales de todo el país que desarrollan el programa CaixaProinfancia en sus territorios.

Una de las principales líneas de trabajo de CaixaProinfancia es garantizar la promoción socioeducativa de los niños. Para ello, además de las entregas de los kits de material escolar, el programa facilita diferentes ayudas educativas a las familias atendidas, como refuerzo escolar o estudio asistido, apoyo psicomotor, atención logopédica y equipamiento escolar.

«La educación es la mejor herramienta para posibilitar a los niños y niñas un futuro enriquecedor y con oportunidades. Facilitándoles este material contribuimos a que vuelvan al colegio preparados y sobre todo con ilusión y ganas de aprender», ha explicado el presidente de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, Isidro Fainé.

El programa trabaja con la premisa que las condiciones de entorno, como la salud, la organización familiar o la red social influyen directamente sobre los procesos de aprendizaje y la escolarización, de manera que los niños y adolescentes que viven en contextos frágiles tienen más dificultad para conseguir el éxito escolar.

Con el refuerzo educativo se pretende mejorar los hábitos de estudio, promover la autonomía en el aprendizaje e impulsar los resultados académicos o el rendimiento escolar de los alumnos.