El presidente de la Fundación Alimentación Saludable, Jesús Román (d) en un acto celebrado ayer en Zamora
El presidente de la Fundación Alimentación Saludable, Jesús Román (d) en un acto celebrado ayer en Zamora - EFE

Catedrático de Alimentos: «Nos guste más o menos, vamos a seguir comiendo carne»

Jesús Román, experto en nutrición, destacó ayer el el valor de la carne en la alimentación y su presencia en la cultura gastronómica, aunque reconoció que la «carne in vitro» y las proteínas vegetales pueden complementarla

ZARAGOZAActualizado:

Jesús Román, presidente de la Fundación Alimentación Saludable y profesor de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, aseguró ayer que, «nos guste más o menos, vamos a seguir comiendo carne». Se refería a la repercusión del último informe de la OMS en el que se alertaba del incremento del riesgo de cáncer colorrectal a causa del consumo de carne.

Para Román Martínez, que impartió ayer por la tarde una conferencia en Zamora sobre la dieta mediterránea, el anuncio de la OMS no es nuevo, puesto que la organización lleva décadas advirtiendo de «lo peligroso» que resulta comer demasiada carne, pese a lo cual «el español ha abandonado la dieta mediterránea».

Sin embargo, criticó la indefinición que hizo patente la OMS en su estudio entre la carne blanca y la roja y entre los productos procesados y los no procesados, además de no incidir en otros aspectos como los métodos de cocina.

A pesar e eso, reconoció que mensajes como el de la OMS son «muy llamativos» y se les da «mucha publicidad», aunque luego tienen «poca repercusión» en la gente, por lo que en vez de ello ha propuesto que se den «mensajes positivos» como lo bueno que es hacer ejercicio o comer más fruta.

Con todo, añadió que «no podemos desprendernos de la carne tan fácilmente», antes de señalar algunos aspectos como el aporte de proteínas o la «interesante» composición nutricional de la carne. Además, destacó varios factores, como el sensorial, ya que en su opinión la carne suele ofrecer sensaciones más «placenteras» que otros alimentos. Por último, consideró que es difícil entender la cultura gastronómica occidental sin este producto.

Todo eso lleva, tal como recordó, a que casi el 30 por ciento de lo que los españoles gastan en su cesta de la compra vaya a parar a la carne.

Tecnología para sustituir la carne

Ruiz afirmó que el desarrollo tecnológico ha conseguido que ciertas proteínas vegetales presenten texturas similaresa las de la carne roja, aunque reconoció que «normalmente» nunca se llega a la misma calidad y que el precio es cuatro o cinco veces superior al de la carne roja tradicional.

También destacó la «carne in vitro», de laboratorio, como alternativa creada a partir de las células madres, pero consideró que «no es tan sostenible». «No va a haber un jamón ibérico o un chuletón de laboratorio», afirmó, aunque sí que sería posible crear una boloñesa con esta técnica.

Sea como sea, el catedrático se mostró seguro de que estas tendencias se incrementarán con el paso de los años y de que los productos del futuro van a tener que ser necesariamente «muy seguros» y «más saludables».

Una asignatura para aprender a comer

Por otro lado, apostó por enseñar a la gente a comer y para ello defendió la necesidad de impartir una asignatura de educación para la salud en la escuela como forma de mejorar los hábitos alimenticios.

«El gran problema nacional es el desinterés», aseguró en relación con los hábitos alimenticios. Y esto, recalcó, pese a que el 55 por ciento de las causas de muerte tienen que ver con enfermedades cardiovasculares o cáncer y esas patologías «tienen que ver con si me muevo, hago ejercicio y como bien».

Al respecto, recordó que hace más de veinte años ya se habló de introducir una asignatura de educación para la salud y que incluso se elaboraron manuales didácticos para ello. Sin embargo, recordó que con el traspaso de competencias a las comunidades autónomas al final no se implantaron en ninguna región.