Enfermeros de la cruz roja trasladan un cuerpo infectado EFE

Los casos de ébola en República Democrática del Congo se elevan a 21

Este lunes comienza la campaña de vacunación en la localidad de Mbandaka

Actualizado:

El número de casos confirmados de ébola en República Democrática del Congo han aumentado a 21, según informó el Ministerio de Sanidad. El pasado 8 de mayo se declaró en el país africano un brote de ébola en Bikoro, provincia de Équateur, al noroeste. De acuerdo con el último recuento, a 19 de mayo, se contabilizaron 21 casos confirmados, 21 sospechosos y 4 probables. Mientras que el número de muertes asciende a 26.

Según la información facilitada por el ministro de Sanidad, Oly Ilunga el día anterior (18 de mayo) los casos confirmados ascendieron a cuatro: todos ellos localizados en Iboko.

Si bien la Organización Mundial de la Salud decidió, de momento, no declarar el brote una emergencia sanitaria internacional, mostró especial preocupación por los casos registrados en Wangata (hasta ahora hay cuatro confirmados), localidad perteneciente a Mbandaka, una zona fluvial y con más de un millón de habitantes. Precisamente a Mbandaka llegaron el sábado un total de 4.000 vacunas ya que este lunes empezará la campaña de vacunación, anunció Jessica Ilunga, del Ministerio de Sanidad.

Peter Salama, director general adjunto de la OMS para la preparación y respuesta ante emergencias, explicó ayer que se realizará una vacunación «de anillo». Es decir, no se llevará a cabo una inmunización masiva a toda la población de un área geográfica determinada sino que será muy puntual para determinados niveles de población: «Es una vacunación muy específica y funciona de la siguiente manera: se identifica un caso y, posteriormente, se localiza a todas aquellas personas que estuvieron en contacto con dicho caso. Después, se aplicará la vacuna a los contactos de esos contactos», explicó a través de un vídeo.

La vacuna, recordó a ABC Luis Encinas, coordinador de emergencias de Médicos Sin Fronteras, plantea un desafío importante porque debe mantenerse a -80 grados en un clima tropical. Encinas llegó el sábado a Mbandaka y aseguró a ABC que «la situación preocupa bastante y que aún se desconoce la extensión del brote».