Una mujer en su puesto de venta de alimentos en Durban, Sudáfrica
Una mujer en su puesto de venta de alimentos en Durban, Sudáfrica - AFP
Sanidad

La OMS alerta de que 500 millones de personas están expuestas a alimentos con micotoxinas

El 30% de las muertes por contaminación alimentaria se producen en niños menores de cinco años, siendo África y el sureste de Asia las regiones más afectadas

MADRIDActualizado:

Un informe realizado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) con la colaboración de la Bill & Melinda Gates Foundation refleja que la presencia de micotoxinas en los alimentos contaminados no sólo actúa como un severo veneno, sino que favorece la aparición de cáncer y contribuye a los altos índices de retraso del crecimiento de los países afectados.

Las micotoxinas son compuestos tóxicos que pueden contaminar la cadena alimentaria mediante la infección de productos agrícolas. «El informe enfatiza la necesidad de coordinar una respuesta internacional al problema», señaló el doctor Christopher Wild, director de esta agencia dependiente de Naciones Unidas. Y es que la magnitud de este problema es tal que se estima que unos 500 millones de personas están expuestas a alimentos con presencia de estos tóxicos en África Subsahariana, América Latina y Asia.

África es el continente más afectado

«El impacto sobre la salud ha sido pasado por alto por mucho tiempo», denunció el citado experto. Ahora dicen tener las herramientas para cambiar esta situación y señalan a la iniciativa política para trabajar en este aspecto. Las micotoxinas, en grandes cantidades, pueden incrementar considerablemente los niveles de mortalidad y morbilidad en los países más desfavorecidos. Además, existen evidencias en estudios que demuestran que las micotoxinas afectan al crecimiento normal de los niños. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó en diciembre del año pasado de que el 30% de las muertes por contaminación alimentaria se producen en niños menores de cinco años, siendo África y el sureste de Asia las regiones más afectadas.

África es el continente con más casos de contaminación alimentaria, ya que llegan a morir 137.000 personas en un año. La OMS alerta de que una alimentación poco adecuada durante la niñez puede afectar al desarrollo físico e intelectual de los menores. En el mundo, unos 160 millones de niños menores de cinco años sufren retraso en el crecimiento.