Los 6 alimentos que un experto en alimentación no comería nunca

Bill Marler, experto en seguridad alimentaria, asegura que, para evitar riesgos, no consume nunca ni ostras ni hamburguesas poco hechas

MadridActualizado:

Bill Marler, experto en seguridad alimentaria que ha representado durante más de 20 años a víctimas de brotes de intoxicación en Estados Unidos, ha compartido en la revista online 'Bottom Line Health' una lista con los seis alimentos que nunca comería para evitar convertirse en una de las víctimas a las que suele proteger.

1-Leche sin pasteurizar y zumos envasados

Marler alerta de los riesgos que conllevan estos alimentos, entre los que es frecuente encontrar bacterias como Salmonella y E. coli, virus y parásitos. «Entre 1998 y 2011 hubo 148 brotes de intoxicación alimentaria vinculados a la leche cruda y a productos lácteos crudos en EE.UU.». Por eso evita tanto estos productos como sus derivados de la leche no pasteurizada, por ejemplo, algunos quesos.

Más sorprendente resulta, si cabe, el recelo del experto hacia los zumos. En realidad, reniega de este tipo de envases desde la aparición de un brote de E. coli en los zumos de manzana sin pasteurizar en 1996 en Odwalla.

2-Brotes (de soja, alfalfa...)

Los germinados crudos o ligeramente cocidos se han relacionado con más de 30 brotes bacterianos (en su mayoría de Salmonella y E. coli) en los EE.UU. desde mediados de la década de los 90. En 2014, un brote de Salmonella en la soja envió a 19 personas al hospital. Además, coles como la alfalfa, el frijol e incluso el rábano pueden propagar infecciones causadas por las bacterias que germinan en las semillas.

3-Carne poco hecha

Siempre que Marler quiere una hamburguesa la pide bien hecha porque nada garantiza que si se sirve cruda, las bacterias que residen en la superficie podrían traspasarse al interior de la carne.

4-Frutas y vegetales que se venden lavados o cortados, «listos» para comer

«Los evito como la peste», asegura Marler sobre estos alimentos. ¿Por qué? Porque cuanto más manipulado y procesado esté un alimento, más probabilidades de que esté contaminado. Por eso advierte de que aunque la comodidad ejerza una gran tentación, no vale la pena correr el riesgo.

5-Huevos crudos o semicrudos

Aún se recuerdan los brotes de Salmonella vinculados a los huevos de los 80 y 90. «Creo que el riesgo de contaminación de los huevos es mucho menor de lo que era hace 20 años para la Salmonella, pero todavía como mis huevos bien cocidos», cuenta.

6-Ostras y otros moluscos crudos

«Las ostras son animales filtradores, es decir, recogen todo lo que está en el agua», comenta el experto. «Si tiene alguna bacteria, está garantizado que entrará en su sistema, por lo que si comes una ostra infectada... tendrás problemas».

Además, Marler advierte de que últimamente ha visto más casos de este tipo que en los últimos 20 años. «implemente no vale la pena el riesgo», asegura.