La actriz Silvia Abascal sufrió un ictus
La actriz Silvia Abascal sufrió un ictus - Rubén Martín

¿Cómo actuar ante un ictus?

Este accidente cerebrovascular afecta cada año a entre 120.000 y 130.000 personas

Actualizado:

¿Sabías que el ictuses la segunda causa de muerte, primera entre las mujeres? De hecho, afecta cada año a entre 120.000 y 130.000 personas. Por esta razón, además de intentar prevenirlo, conviene saber cómo actuar ante este accidente cerebrovascular.

Un ictus se produce por la interrupción del flujo sanguíneo a una parte del cerebro (isquemia cerebral) o de la rotura de una arteria o vena cerebral. Dicho así, parece complicado saber cuando una persona está sufriendo un ictus. Sin embargo, existen ciertos síntomas, como muy bien explica la «Guía de Primeros Auxilios de SAMUR-Protección Civil»:

- Cambios repentinos o pérdida gradual en la consciencia.

- Falta de coordinación de movimientos.

- Alteraciones en el tono muscular (sobre todo en los músculos de la cara): pide a la víctima que enseñe los dientes y si solo mueve un lado de la cara o el movimiento es asimétrico, el cerebro estará afectado.

- Problemas al hablar o al tragar.

- Pérdida de movimiento y fuerza en brazos o piernas.

- Dolor de cabeza intenso y repentino.

- Confusión. Estado mental y emocional similar a la embriaguez sin haber consumido alcohol.

Si detectas alguno de estos síntomas, toma nota de lo que debes hacer para salvar la vida a esa persona. Lo primero, aflójale la ropa para que pueda respirar bien y, a continuación, llama al 112. Explica al Servicio de Emergencias cuáles son los síntomas y hora en los que han comenzado.

A continuación, según explica SAMUR-Protección Civil, tumba a la víctima con la cabeza y los hombros un poco levantados, apoyados, por ejemplo, en una almohada, cojín, chaqueta, etc. Intenta que el ambiente sea relajado, sin ruidos, y si hiciese mucho frío o mucho calor ambiental, adecúa las ropas de la víctima a la temperatura.

Si la persona queda inconsciente, comprueba si respira para colocarla en posición lateral de seguridad (entonces, vigila su respiración) o, en el peor de los casos, iniciar una reanimación cardiopulmonar.

Cuando lleguen los servicios de emergencia, explícales lo que ha sucedido. Y recuerda que nunca debes:

- Dar de comer ni beber a la víctima, ya que puede atragantarse.

- Forzarla para hablar o moverse.

- Administrar algún tipo de medicamento.

- Intentar sujetar a la víctima si aparecen convulsiones o se agita. Evita, aún así, que se haga daño.

- Movilizar el cuello o ponerle cosas apretadas.

- Dejarla sola.

- Trasladar directamente a la víctima por tus medios sin esperar a los servicios de emergencias.