Las mujeres embarazadas deben vacunarse frente a la gripe
Las mujeres embarazadas deben vacunarse frente a la gripe - FLICKR
VACUNA DE LA GRIPE

Las vacunas en la gripe en el embarazo también inmunizan al futuro hijo

La vacunación en la gestación reduce en un 70% los casos de gripe y en un 80% las hospitalizaciones por la infección en bebés menores de 6 meses

MADRIDActualizado:

La infección por el virus de la gripe común, además de síntomas muy molestos como la fiebre, las cefaleas y el dolor y malestar general, provoca cada año entre 250.000 y 500.000 muertes en todo el mundo –y entre 1.000 y 4.000 decesos anuales en nuestro país–. Por tanto, se hace necesario que las personas con mayor capacidad de respuesta a la infección se vacunen frente al virus. Es el caso, entre otros, de los enfermos crónicos y de las personas mayores. Y asimismo, de las embarazadas y los niños. Pero no así de los menores de seis meses, dado que la vacuna no está indicada en esta población. Sin embargo, como muestra un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah en Salt Lake City (EE.UU.), existe una manera muy sencilla de inmunizar a los bebés que no han cumplido su primer medio año de vida: tan solo se requiere que sus madres reciban la vacuna mientras durante su gestación.

Concretamente, el estudio, publicado en la revista «Pediatrics», muestra que la vacunación frente a la gripe de las embarazadas conlleva una reducción del 70% en los casos de gripe y del 80% en el número de hospitalizaciones por la infección en bebés menores de 6 meses.

De hecho, hasta un 97% de los casos de enfermedad confirmada tienen lugar en neonatos cuyas madres no fueron vacunadas en el embarazo. Como explica Julie H. Shakib, directora de la investigación, «los bebés no pueden ser inmunizados en sus primeros seis años de vida, por lo que deben depender de otros para protegerse frente a la gripe durante este período. Y en este sentido, cuando las mujeres embarazadas reciben la vacuna frente a la gripe hay unos beneficios muy claros para sus neonatos».

Gripe neonatal

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron los historiales médicos de 245.386 embarazadas y de más de 249.000 bebés durante nueve temporadas de gripe –entre diciembre de 2005 y marzo de 2014.

Los resultados mostraron que solo cerca de un 10% de las gestantes –23.383 mujeres– recibieron la vacuna frente a la gripe. Y asimismo, que 638 de los 658 casos de gripe en neonatos menores de 6 años –o lo que es lo mismo, el 97% del total de casos– tuvieron lugar en niños cuyas madres no se habían vacunado. En consecuencia, hasta 148 de las 151 hospitalizaciones por causa de la gripe en esta población fueron de niños que no habían recibido inmunización frente al virus a través de sus madres.

La necesidad de una mayor vacunación entre las mujeres embarazadas constituye una prioridad de salud pública
Julie Shakib

Pero este beneficio en la incidencia de infecciones y hospitalizaciones, ¿no podría deberse a otra causa que no fuera la vacuna? Pues no. De hecho, los autores también miraron la incidencia de casos de virus respiratorio sincitial (VRS) en neonatos, observando una proporción de casos similar tanto en los hijos de madres vacunadas frente a la gripe como en los descendientes de gestantes no vacunadas. Es decir, el beneficio se debió directamente a la vacuna de la gripe recibida durante el embarazo.

Tal es así que, como destacan los autores, «la necesidad de una mayor vacunación entre las mujeres embarazadas constituye una prioridad de salud pública».

Hay que vacunarse

En palabras de Michael W. Varner, co-autor del estudio, «las mujeres embarazadas son un grupo de alto riesgo durante la gripe estacional y los brotes de gripe, por lo que deben ser vacunadas frente al virus». Sin embargo, solo un 10% de las gestantes optó por recibir la vacuna durante los nueve años analizados en la investigación.

En este contexto, además, debe tenerse en cuenta que el porcentaje real de gestantes que reciben la vacuna resulta incluso inferior a este 10%. Y es que en el estudio también se registraron las vacunaciones realizadas entre junio de 2009 y septiembre de 2010, época de expansión de la gripe A –esto es, la causada por el virus H1N1– y en la que el número de inmunizaciones creció de manera muy significativa.

Sea como fuere, destaca Julie Shakib, «tan solo esperamos que el número de mujeres embarazadas que reciben la vacuna sea mayor. Este es el mensaje clave que se deriva de nuestro estudio».

Y como concluye Michael Varner, «animamos a todas las embarazadas a que soliciten la vacuna frente a la gripe en los casos en los que no les haya sido ofrecida por sus médicos».