La dieta mediterránea, suplementada con aceite de oliva virgen, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular
La dieta mediterránea, suplementada con aceite de oliva virgen, reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular

La dieta mediterránea también protege el corazón de las personas con diabetes

La diabetes es una enfermedad que incrementa el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular

Actualizado:

La dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen personas condiabetes. Esta es la principal conclusión de un estudio del CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), que ha sido publicado en la revista «Critical Reviews in Food Science and Nutrition», una de las mejores revistas científicas de Nutrición.

El estudio del posible efecto protector de la dieta mediterránea frente a las enfermedades cardiovasculares se remonta a los años sesenta, con el investigador Ancel Keys. Desde entonces, son muchos los investigadores que han centrado sus esfuerzos en estudiar el papel beneficioso que este patrón dietético juega sobre la salud. Como consecuencia, el número de meta-análisis (estudio que aporta el mayor grado de evidencia científica) publicados en este ámbito es muy elevado. Aunque la diabetes es una enfermedad que incrementa el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, los meta-análisis previos no lo han tenido en cuenta a la hora de definir a su población de estudio.

El estudio del CIBEROBN ha querido dar respuesta a la falta de conocimiento en relación al papel que juega la dieta mediterránea en la prevención de la enfermedad cardiovascular en personas con diabetes. Por este motivo, con el objetivo de poder desarrollar recomendaciones basadas en evidencia científica, el grupo liderado por Jordi Salas-Salvadó, del estudio de la Diabetes y Nutrición (DNSG) de la EASD ha llevado a cabo una revisión sistemática y meta-análisis de estudios prospectivos y ensayos clínicos para resumir la evidencia disponible sobre la relación entre la dieta mediterránea y la incidencia y mortalidad por enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen individuos con diabetes.

Después de evaluar 2.593 potenciales estudios para su inclusión en el meta-análisis (análisis estadístico complejo que intenta resumir los resultados de diferentes estudios), finalmente 41 fueron seleccionados para la síntesis cuantitativa. Los resultados provenientes de ensayos clínicos sugieren que la dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular total e infarto de miocardio.

Los individuos que tenían una adherencia mayor a la dieta mediterránea tenían menor riesgo de desarrollar o morir por diferentes causas de enfermedad cardiovascular, con excepción de mortalidad por ictus, en comparación con aquellos individuos con una adherencia baja. La adopción de un patrón dietético mediterráneo tiene un papel beneficioso reduciendo el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen individuos con y sin diabetes.

Estudios específicos con pacientes diabéticos

No obstante, los investigadores señalan la importancia de analizar en el futuro los efectos de este tipo de alimentación sobre la prevención de la enfermedad cardiovascular únicamente en individuos con diabetes, los cuales, teniendo en cuenta los presentes resultados, se podrían beneficiar de la adopción de este patrón dietético saludable.

Los mecanismos exactos por los que la dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular no se conoce de forma exacta. Parece ser que su alto contenido en grasas saludables (monoinsaturadas y poliinsaturadas), fibra y polifenoles pueden actuar de forma sinérgica modulando de forma beneficiosa diferentes factores de riesgo cardiovascular tales como el perfil lipídico, la presión arterial, los niveles de glucosa y el peso corporal.