Llegada del féretro del joven Antonio Jesús Cortés ayer al convento de Santa Ángela de la Cruz - A. H.
Accidente Sevilla

Las Cabezas de San Juan despide esta mañana a los cinco trabajadores fallecidos en el accidente de Arahal

Se celebra una misa conjunta a las once de la mañana en la iglesia de San Juan Bautista

El dolor inunda Las Cabezas de San Juan por la muerte de cinco trabajadores en un accidente de tráfico

ArahalActualizado:

Las Cabezas de San Juan despide esta mañana, a las 11 horas, a los cinco trabajadores fallecidos este pasado jueves en Arahal en un accidente de tráfico. Se celebrará una misa conjunta en la parroquia San Juan Bautista, donde familiares, vecinos y compañeros de trabajo le darán su último adiós.

Faltaban apenas unos cincuenta kilómetros para llegar a sus casas cuando pasadas las seis y media de la mañana de este pasado jueves, una cuadrilla de cinco trabajadores que residían en el municipio sevillano de Las Cabezas de San Juan perdían sus vidastras chocar frontalmente la Ford Transit en la que viajaban contra un camión en la carretera A-394 a la altura de Arahal.

A bordo, el conductor de la furgoneta, Manuel Rodríguez Barrera, de 38 años; Miguel Montenegro Guisado, de 48; José Manuel Pérez Marchena, de 36; Juan Bornes Gómez, de 32; y Antonio Jesús Cortés Santos, de 19. Todos estos trabajadores formaban parte de una cuadrilla perteneciente a la empresa Monferra y que desde hace unos días cubrían diariamente los 195 kilómetros que distan entre su ciudad de residencia y la localidad granadina de Loja, donde trabajaban sobre la línea de AVE.

A pocos kilómetros de Arahal y cuando apenas faltaba media hora para llegar a sus casas, los cinco trabajadores perdían la vida tras un brutal choque contra un camión de la empresa Altransa, que transportaba láminas de cobre. El resultado, cinco fallecidos, el conductor del camión herido (que dio negativo en la prueba de alcoholemia) y un amasijo de hierros sobre la cuneta. La empresa donde trabajaban los cinco fallecidos, aunque con sede en Utrera, tiene una nave en el polígono industrial Fernando Guerrero de Las Cabezas.

Hasta ahí tenían que haber llegado sobre las siete de la mañana puesto que estaban trabajando en el turno de noche. Nada más conocer la noticia, varios compañeros de trabajo que en ese momento se dirigían a otros puntos de la provincia a trabajar se acercaron hasta el mismo lugar de los hechos.

Desde hace unos días, los fallecidos salían de Las Cabezas a las seis de la tarde para regresar al día siguiente a sus casas. Manuel, Miguel, José Manuel, Juan y Antonio Jesús se dejaron sus vidas en la carretera en el que es el cuarto accidente de tráfico más grave en la provincia de Sevilla desde el año 1961, cuando perdieron la vida 22 personas que se dirigían al Rocío en la Cuesta de las Doblas de Sanlúcar la Mayor. En este mismo «punto negro» fallecieron en 1973 ocho mujeres y en 2002 en Alcalá de Guadaíra perdían sus vidas seis personas. En los años 2000 y 2003 ocurrían sendos accidentes de tráfico en El Coronil y Carmona, respectivamente, que dejan un balance de cinco víctimas mortales en cada caso.

Pocos minutos más de ocurrir el accidente de este jueves, rápidamente, desde el centro coordinador del 112 se activó a la Guardia Civil, a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), a los Bomberos de la Diputación de Sevilla y a Mantenimiento de la Vía para socorrer a las víctimas. Fue de tal magnitud el accidente que durante cerca de ocho horas permaneció cortada en un tramo de once kilómetros la carretera A-394 en ambos sentidos.

Homicidio por imprudencia

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron a ABC que los agentes investigan al conductor del camión, de nacionalidad española y perteneciente a la empresa de transportes Altransa, por la presunta comisión de un delito de homicidio por imprudencia, que lleva aparejada una pena de uno a cuatro años de cárcel, independientemente del número de víctimas.

Todo apuntaba ayer que el conductor del camión pudo invadir el carril contrario provocando el siniestro, que se produjo en una recta y con buena visibilidad. El conductor y único superviviente sufrió varios traumatismos por lo que estuvo desde la mañana de ayer en el hospital de Valme.

Además de ser conductor, era uno de los socios de la empresa, que tiene sede en Algeciras, y que se dedica al transporte de mercancías. Fuentes de la empresa lamentaron a este periódico lo sucedido y mandó sus condolencias a los familiares de las cinco víctimas.

En un principio, el camionero declaró a los agentes que el accidente se había producido por un error de la furgoneta. La Guardia Civil envió al punto donde se produjo el accidente a un equipo de Tráfico de la Escuela de Mérida, donde tienen los medios más avanzados para el análisis de siniestros. Estos agentes suelen asumir los accidentes más graves.

La muerte de estos cinco trabajadores supera en un solo accidente el número de muertes in itinere que se produjeron en todo 2018 en la provincia de Sevilla y eleva hasta ocho las víctimas mortales en lo que va de año en lo que a accidentes laborales se refiere.

Los cadáveres de los cinco ocupantes de la Ford Transit fueron trasladados a las pocas horas hasta el Instituto de Medicina Legal de la capital de Sevilla donde le fueron practicadas las autopsias. Sobre las cinco de la tarde eran trasladados hasta Las Cabezas de San Juan para ser velados por sus familiares, compañeros y vecinos.