OPINIÓN

Y por eso los políticos no creen en Dios

Los conflictos de las distintas formaciones nos hacen sospechar de las intenciones que nos reservan los partidos

Actualizado:

Tiene Jaén un paisano que es de los pocos sabios que en el mundo han sido. Y siguen siendo. Me refiero al escritor Juan Eslava Galán, cuya edad y acomodada posición intelectual le permiten decir lo que se le viene en gana de la manera que más le plazca. Una de sus frases más celebradas es la que reza que «de obispo para arriba, nadie cree en Dios».

Reconozco que es un poco atrevido usar la frasecita de marras precisamente en esta época de Cuaresma, pero supongo que a quien esté tocado por el don de la fe no podrán ofender mis torpes palabras y a quien no, les importarán un pimiento. No se preocupen que a partir de ahora,